Jordi Évole buscaba becarios gratis
Jordi Évole (Wikipedia)

Jordi Évole, el “adalid de las causas justas”

Acaba de aparecerme en Twitter un tuit de Jordi Évole de hace unos días en el que el “adalid de las causas justas” de la televisión decía algo tan simple como: “Esto con Rajoy no pasaba…”


Y como el mensaje de Évole da pie a la libre interpretación, pues yo interpreto que el mensaje es irónico y se refiere a la felicidad que le produce a Évole las medidas tomadas por el presidente “okupa”, Pedro Sánchez y la alegría que le produce haber perdido de vista a Mariano Rajoy, al que evidentemente no podía ni ver.

Pero lo que más me ha llamado siempre la atención del personaje Évole es la caradura que siempre ha tenido. Se ha metido con “El Pozo”, con “Mercadona”, con todo tipo de compañías de las que ha puesto en duda sus prácticas y lo ha denunciado a través de su programa. ¿Y cuándo esas malas prácticas las realizaba él mismo y su productora? De eso siempre ha callado.

Y me ha venido a la cabeza aquella mala práctica del propio Évole que se produjo en 2012 en la que salió publicada una oferta de empleo de “El Terrat”, productora de su programa, en la que se buscaban becarios para ese programa que trabajaran gratis.

Oferta de empleo de Salvados

¿Cómo es posible que tenga tanta cara?

¿Y que hizo la productora por aquel entonces? Pues retirar rápidamente la oferta de trabajo. Pero no lo hicieron porque les pareciera más o menos justa, se entiende que si la hacían era porque podían hacerlo y porque entraba dentro de la normalidad de esa, lo hicieron porque les pillaron.

Si el protagonista de la noticia hubiera sido cualquier otra persona, su credibilidad habría quedado por los suelos. Con Évole esto no sucede. Se silencia la noticia con la mayor rapidez posible y él sigue con su programa en plan justiciero pero con los demás, no con lo suyo. Y no solo eso, después no tiene ningún tipo de reparo en publicar tuits tan indecentes y desvergonzados como este.

Tuit de Jordi Évole de 2016

Esa alumna asume que se irá de España porque en España existen algunos personajes como Évole. Hipócritas de tres al cuarto, gente sin escrúpulos que tiene la inmensa caradura de criticar en los demás situaciones laborales que son infinitamente mejores que la que ellos mismos ofrecen. Una empresa pagará mucho o poco por un trabajo, pero paga. No pretende que se trabaje gratis como pretendía la empresa de Évole.

Y después habla de los demás. Parece mentira lo bien que les va a algunos siendo tan sumamente hipócritas. Que nos cuente después lo que pasaba y no pasaba con Rajoy, pero a quien pueda creer a alguien tan hipócrita como Évole. Después pretende darnos lecciones a todos, ¿de qué? ¿De cómo tomar el pelo a los demás?