políticos

Voy a suprimir mis rematados enunciados de mis escritos, ya que para este no hace falta madera para apuntalarla con clavos, así es que, y si ustedes me lo permiten empezaré sin más preámbulo y no me digan ¡oye!  ¿Por qué no vas al grano?, pues ahí voy. Los despilfarros, las malversaciones y la falta del dinero público, el que es de todos los españoles, han hecho que muchas familias hayan perdido la moral y la confianza en la clase política, verán que no digo  en nuestros políticos. Es más, todos los organismos de control del Estado, verán que no digo de nuestro estado, porque es absolutamente de ellos, están echando la vista atrás. Basta ver cómo se gastan los dineros de todos nosotros estos redomados y burdos  hombres y hembras—está bien dicho ¿verdad?—la moral de estos no la han conocido o están ignorando lo que sus padres seguramente le enseñaron. Mientras tengamos los ayuntamientos, los consorcios, mancocomunidades y oficinitas, los asientos de estas poltronas, todas ellas son duplicidades de lo que tiene que hacer la casa matriz, que es el ayuntamiento  de turno.

Muestras tengamos asesores que cobran millonadas  por no hacer nada seguiremos en paro, trayendo consigo  más pobreza para las familias. Mientras “gocemos” de una oposición desleal, sean los gobiernos de los tiempos,”estos hombres de negocios”  y cargantes de ideas infectadas y llenas de una irracionalidad  que ellos mismos, no saben qué hacer con ellas. Mientras tengamos hombres de toga negra en donde los juicios hay veces que los vemos con una  sinrazón sorprendente  para el hombre de la calle. Mientras tengamos jueces  que quieren tener bajo su mandado ciertos juicios no habrá justicia en esta España dolorida y desencantada. Mientras tengamos asaltantes y allanamiento de moradas, de propiedades sin el más mínimo  de los castigosque se le supone que deben venir de  los jueces, aquí debo soltar una verdad como una catedral de grande, es la ley la que está mal hecha, pero como soy hombre que acata la ley, aunque esté cochinamente mal reflejada. Mientras tengamos en las calles acosadores y acosadoras  en las puertas de los políticos seguimos lo mismo. A todo esto me pregunto: ¿dónde están los políticos honrados?

Posiblemente estén dormidos, ahora se dice sesteando, o escondidos bajo los mágicos, no me he equivocado en decir mágicos  y abultados sueldos que perciben a costa de nuestros impuestos. La desvergüenza está en los azules, los naranjas, los morados, estos sí que está ahora morados. Con los tres colores primarios se pueden poner todos los que se quieran. Entonces para que nombrar a los partidos por sus colores.  Esta noticia fue insertada en un periódico nacional el día 24 de Junio de 2013, por un servidor, tal como se ojea, solamente se ha cambiado el título, el de antes era: ¿dónde están los políticos  honrados?Cinco años han pasado y seguimos lo mismo. Bueno lo mismo no, peor. Las reformas que se han hecho son siempre para los mismos: el IRPF, IVA y todas las siglas habidas y por haber para  nosotros los trabajadores y  los pensionistas. Mientras tanto los salvadores de la patria cada día hay más, siguen acumulando sinecuras, llámense subvenciones y privilegios de todo tipo en donde algunos dineros se van por las cloacas de nuestras administraciones. Las gallinas seguirán metidas en el corral, es decir, los políticos cobardes no abrirán sus picos en donde, al parecer, fueron cortados. A estos insignes “salvadores de la patria” les diría: “Aditumnocendiperfidoprarestatfides”.  Ladrón y encubridor, igual pena para los dos. (Del libro el Derecho  en las  paremias grecolatinas y españolas).

Televisión Española ya no es Televisión Española
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL