pero sánchez

Todos conocemos las actitudes de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, hacia su mujer, Melania Trump. Hasta los telediarios han abierto con imágenes sobre las relaciones de la pareja o como él Presidente no le cedía el paso o la dejaba atrás. Y parece que Pedro Sánchez ha copiado sus formas.

Y tras esas imágenes muchos han hablado de la mala educación del estadounidense y de la mala relación con su mujer, entre otras muchas cosas. Y me llama mucho la atención que esas imágenes lejanas ocupen espacios de televisión, páginas de diarios y minutos de radio y otras imágenes mucho más cercanas pasen desapercibidas. Claro, se trata de Pedro Sánchez y su mujer y a muchos medios de comunicación eso no les interesa que se sepa.

Las imágenes a las que me refiero han sucedido estos días, con la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a Doñana. A la entrada a las dependencias Pedro Sánchez cede el paso a sus invitados y se planta ante su mujer dándole la espalda y entrando él primero. Unas formas dignas de Donald Trump y que habrían sido noticia si ocurre en Camp David…

Pero esa actitud de Pedro Sánchez no se hace pública, al igual que los pitos e insultos que recibió en Sanlúcar de Barrameda el Presidente del Gobierno.

 

Reciben a Pedro Sánchez en Sanlúcar de Barrameda con gritos de sinvergüenza, chorizo y elecciones ya
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL