marruecos

Marruecos está a 14 kilómetros de España separados por el Estrecho de Gibraltar, y además es bien conocida por las hordas transportistas de barcos de la muerte, y si además tenemos a tiro la ciudad de Tarifa, donde allí se divisa la costa marroquí, tenemos otra desventaja —eso lo saben los inmigrantes— con más razón para tener también custodiada esa parte de Andalucía. La noticia de que Marruecos ya habría puesto precio a su colaboración de la inmigración irregular, yo diría también regulada, el Gobierno de Pedro Sánchez, al parecer se habría puesto en contacto con Marruecos para conocer que necesitan para contener la oleada migratoria.

Y como es natural el Reino de Mohamed VI viendo el bocado que podría sacar por el precio de la pérdida del respeto a que estamos sometidos, no ha tardado en entregar la lista de peticiones. Ahí va la lista: vehículos, helicópteros radares, material antidisturbios y recursos valorados en 60 millones de euros para contener la migración irregular, noticia de fuentes de Ceutaldía. Se habla de que Grande Marlaska ha enviado a Bruselas, esta petición con la esperanza de que la UE esté dispuesta a pagar la cuenta.

En Ceuta se preguntan cómo los inmigrantes saltaron la valla con los instrumentos bélicos que se vieron en los videos que casi toda España conoce, como cizallas, mazos, cal viva ya preparada, lanzallamas caseros y porras de gran calibre. Ahí tengo mis dudas, si las llevaban estos inmigrantes o supuestamente alguien las puso bajo las alambradas. Las heces que les echaban a mis hermanos los guardias civiles se cagaron en territorio español y lo dejaron allí en los cuerpos de nuestras fuerzas armadas con un manifiesto ejemplo de un precio muy alto se quedó amenazando a todos los españoles.

La Guardia Civil y la Policía Armada son la trinchera de salvaguardar la entrada de inmigrantes a España: creo que la buenhomía de los Gobiernos, el español y la UE está en desconfianza y en entredicho por la sinrazón que se lleva con este asunto. Aquí no vale la euforia de salvar vidas, esto es otra cosa. Con este desvarío hace que vengan muchos más en pateras al filo de la muerte. El efecto llamada lo tenemos delante esperando miles de inmigrantes en la antesala del Reino Magrebí, esperando esos euros que se le ha pedido a España o seguirán subiéndose a las vallas. Si se le da el dinero llegaran lo mismo. Lo malo de todo esto es que no traerán cizallas, ni cal viva, tampoco traerán lanzallamas caseros. Viendo lo visto y el poco respeto que nos tienen a España seguiremos cogidos por los huevos, no quiero ni pensarlo.

Mientras tanto usted, señor Sánchez seguirá, perdiendo tiempo en desenterrar el cuerpo de Franco y regocijándose en sus festivales de música, mientras tantos ciudadanos de países africanos nos asaltan nuestras fronteras e invadiendo nuestra España por la fuerza. Sigo diciendo que la Guardia Civil fue creada para salvaguardar vida, no para ser humillada   por extranjeros y por parte de la clase política. Deje de planificar viajes a conciertos de música y sea valiente, al menos por una vez. Llegó mintiendo y sigue mintiendo. Si no encuentra acomodo para estos inmigrantes, lléveselo a la mansión del señorito Don Pablo Iglesias y meta a estos inmigrantes en las habitaciones que tiene para invitados, y si no los mete en los jardines de la Moncloa en tiendas de campaña que es de todos los españoles.

Vuelven los ataúdes de la muerte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.