Hablamos de una alternativa frustrada, la del matador de toros Eugenio Ventoldrá. Este torero catalán tomó la alternativa un 28 de octubre de 1923, en la plaza de toros de Las Arenas, de la Ciudad Condal. Pero previamente vivió una alternativa frustrada.
Fue el el 5 de agosto de 1923, día anunciado para la alternativa Eugenio Ventoldrá. Pero Ventoldrá fue cogido por el primer toro al hacer un quite, y, por consiguiente, no pudo matar ninguno ni se verificó la ceremonia de la cesión de trastos por parte de «Saleri II», que era el encargado de dicho trámite; Ventoldrá se consideró desde entonces matador de toros de hecho, ya que no de derecho, recibiéndola, como hemos dicho, en la misma Plaza el 28 de octubre de aquel mismo año se avino a que le cediera los avíos Antonio Márquez.

Eugenio Ventoldrá fue considerado un gran torero y por su eficacia con la espada se le apodó “el rey del volapié”.

Desconocemos si un hecho así, de una alternativa frustrada ha ocurrido en más ocasiones, por lo que si tenéis noticia de alguna rogamos nos lo hagáis llegar.

El término toricantano…