Hoy que finaliza la feria de las Fiestas de las Colombinas 2018 en el Coso de la Merced, queremos hablaros de la historia de la plaza de toros de Huelva, una plaza importante que todos los aficionados deberían visitar.
La antigua Plaza de Huelva tenía el mismo emplazamiento que la actual, es decir, al extremo de la calle Gravina, en la carretera que conduce a Gibraleón. Constaba de dos pisos, con capacidad para seis mil espectadores. Media su redondel 45 metros y las dependencias eran suficientes para acoger espectáculos taurinos.

plaza de toros de Huelva

Al fin del siglo, la aparición del matador de toros onubense Miguel Báez Quintero ‘Litri’ elevó sobremanera la afición a los toros y en febrero de 1902 se empieza la construcción del nuevo coso. Se inaugura un 5 de septiembre del mismo año, con una corrida de toros de la ganadería de Marqués de Saltillo, que estoquearon Litro y Machaquito. Su capacidad era aproximadamente la misma que la anterior. El tiempo hizo presa y llegó el momento en que sólo quedó en pie su estructura, permaneciendo durante largo espacio de tiempo en total abandono.

Pero la Vega Larga de Merced seguía sintiendo nostalgia de ese sabor típicamente onubense de tantas tardes de glorias. Fue entonces cuando, conservando su primitiva estructura centenaria, se volvió a reconstruir de la mano del que hasta hace pocos años ha sido su empresario José Luis Pereda, propietario de la plaza, que hizo volver el esplendor de tantas tardes de toros a Huelva. Con fecha 29 de Julio de 1984 se procedió a la reinauguración de la plaza de La Merced, con el cartel formado por los espadas Miguel Báez Espuny ‘Litri’ – que reaparecía para esta ocasión-, Curro Romero y Pepe Luis Vázquez. Los toros lidiados estaban marcados con el hierro de Jandilla.

La plaza de toros de La Merced ha sido testigo de una auténtica gloria en la Fiesta de los toros, y por la que han desfilado las figuras de todas las épocas. Formando parte de una vieja historia del sentir de un pueblo que ha dado a la Fiesta grandes figuras conocidas por todos los aficionados. Desde ese año 1984, la Vega Larga de Merced ha vuelto a vestirse de luz y color en las tardes de toros onubenses. Esta antigua nueva plaza de toros, en el pasar de los años, siempre ha tenido un espectador perenne, el ‘Cabezo del Conquero’, tan identificado en una ciudad abierta a todos sus visitantes, como ese mar que abrió al Mundo un nuevo Continente.

Fuente

Ruiz Miguel y su barba

https://www.eldiestroyole.es/2018/07/21/antonio-bienvenida-torero-historia-video/