Enchufes e incremento de gastos, 2 primeros meses de Pedro Sánchez
Pedro Sánchez y su mujer en el FIB de Castellón

Demoledor informe

El diario elmundo.es ha publicado un demoledor informa sobre lo que han sido los primeros 66 días de Pedro Sánchez al frente de la presidencia del gobierno.

En primer lugar ha aumentado el número de ministerios, de los 13 de Rajoy ha pasado a 17 ministerios. Esta medida ha provocado que el coste salarial del gabinete de Sánchez se haya incrementado un 30%. A esto hay que sumarle el incremento de gastos de asesores. La subida en ese concepto se sitúa en un 25% aproximadamente.

Otro escándalo, también sangrante, es que Pedro Sánchez ha colocado a la mitad de los miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE al frente tanto de empresas públicas, como de otros organismos. Un ejemplo es el elegido para dirigir Enusa, la empresa nacional de uranio, se trata de José Vicente Berlanga que lo más cerca que ha visto el uranio debe haber sido en algún libro de Filosofía y Ciencias de la Educación, que es en lo que él está licenciado.

La desvergüenza de Sánchez

El PSOE y Pedro Sánchez han entrado en el gobierno como un elefante en una cacharrería, con un ansia desmesurada por repartirse dinero público y puestos, que es lo único que san hacer bien en el PSOE. Lo hacen con tal descaro que no les importa que existan informes demoledores como el publicado en elmundo.es, que dejen al aire sus vergüenzas.

Parece importarle poco al presidente no electo que sus mentiras y su saqueo de lo público queden al aire. Han llegado al gobierno con fecha de caducidad y tienen prisa por arramplar con todo lo que puedan, no hay más que verlos. Saben perfectamente que es imposible que lo que han conseguido gracias a golpistas y proetarras lo consigan en unas urnas. Como son conscientes de ello, van a toda velocidad para no dejar nada que puedan meterse en el bolsillo, no sea que después se pierdan algo por el camino.

La desvergüenza de un gobierno y de un presidente que no se ha visto nunca en una como esta. Hay que echarlos ya.