emigrantes

Si yo tuviera los aparatos modernos de nueva generación que tienen los medios periodísticos, o mejor dicho, todos los medios informativos, otro gallo cantaría. Cantaría por peteneras  como lo hacía Fosforito o por soleares como lo hace magistralmente el Pele, cantaría hasta la gallina. O lo que es lo mismo, tuviera la mitad de reporteros  que tienen los periódicos reventaría el departamento de maquetación y de impresión. Y… en las teles habría noticias para  que explotaran las pantallas de LCD y LED. La libertad de expresión se está  perdiendo por activa y por pasiva, pero a esto me hago una pregunta: con tanta libertad de expresión que nos creemos tener damos noticias o las dejamos en cuarentena? ¿O dejamos en las estanterías los pliegos peligrosos  para otras ocasiones? Lo que al parecer pasa en los juzgados.

Por muchas noticias que tengamos de sobresaliente calado, entre  ellas, hay algunas noticias  que nos dejan en el aíre muchas contestaciones sin nombrarlas por su nombre. Me ha llegado una noticia que me he dejado asombrado de no verla en los medios periodísticos, es más, mi asombro no adivina a comprender este silencio de muertos. Ya que si es mentira alguien tendría que salir a la arena para lidiar este morlaco, y si es verdad, al parecer, presuntamente yo diría que con tantos pelos y señales es para meternos todos en casa y no salir a la calle, e incluso aunque sea de seguridad nacional todo este tinglado habría algunas soluciones para contrarrestar lo que se nos viene encima. Por los acontecimientos vividos y viendo las riadas de migrantes venidos de África y los nuevos inmigrantes de diseño y escaparate, ve que han cambiado estos africanos de atuendos que como si fuesen figurines se pasearon días atrás con palos  por las calles de Ceuta.

Los asaltos a la valla lo estamos viendo un día sí y otro también, aunque creo que nos han dado unos días de tregua, ya que pudiera ser, al parecer o supuestamente  que tengan otros pensamientos de asaltos y agresiones.  Hemos visto que son jóvenes más o menos de 30 años, fuertes, vigorosos y con una violencia que todos hemos presenciado,  con  mala leche y bien armados. Los hemos visto hace muy pocos días provocando a todo aquél que se le pusiera por delante,  y con atuendos de marca en el vestir, donde se les puede decir que estos nuevos emigrantes son de nuevo cuño, no los que vienen en ataúdes medio muertos. Las soluciones a todo vestigio de conato en cuanto antes se pueda solucionar, mejor, no dejes para mañana lo que se pueda hacer hoy, y si es por la mañana, mejor que por la tarde o la noche.

Los inmigrantes visten de Prada
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL