La frontera de Ceuta está siendo un punto de tensión en los últimos meses. En pleno debate sobre la inmigración, este miércoles saltaron la valla 116 personas, y ahora la polémica se ha vuelto a encender: todos ellos han sido devueltos a Marruecos.

Se trata de una operación “histórica”, y desde su llegada la pasada madrugada todos los migrantes están siendo enviados de nuevo a territorio marroquí.

La devolución se produce en virtud a un acuerdo entre España y Marruecos, firmado en 1992, según el cual las autoridades marroquíes tienen que admitir a los migrantes que entren ilegalmente a España si el Ejecutivo español lo solicita.

Procedimiento dentro de la política europea

Esta colaboracion se enmarca en la politica europea de inmigracion, que tiene como uno de sus pilares basicos la cooperacion con terceros paises para luchar contra las mafias que trafican con personas. La reactivacion de este acuerdo es consecuencia de las buenas relaciones entre ambos Estados. Se trata de un procedimiento administrativo de devolucion, caso a caso, que implica la identificacion en dependencias policiales de todos los ciudadanos entrados en España de forma irregular, con informacion de sus derechos y la debida asistencia juridica.

Desde Interior no han concretado si se aplicará a partir de ahora para todas las personas que logren saltar las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla con Marruecos. También han recalcado que ya se ha activado “con anterioridad”.

El procedimiento se inició después de que los agentes de Guardia Civil y Policía se personaran en el CETI de la ciudad autónoma, donde se encontraban los migrantes. Están siendo devueltos en pequeños grupos.

El nuevo salto a la valla se produjo en la mañana de este miércoles, cuando los migrantes lograron acceder por la zona de Finca Berrocal, el mismo lugar por donde lograron acceder con gran violencia y a la carrera 602 inmigrantes a finales de julio.

Menos saltos que en 2017

Siete agentes resultaron heridos durante el asalto, en el que la violencia empleada por los inmigrantes rescató las peticiones de las asociaciones de guardias civiles de que se refuerce la protección de los agentes que trabajan en ese perímetro fronterizo entre Ceuta y Marruecos.

Con este nuevo grupo, el número de personas que han entrado a España por vía terrestre a través del puesto fronterizo de Ceuta asciende a 1.400, si bien la cifra es inferior a los 1.623 que se contabilizaron en 2017 por estas mismas fechas.

El Ministerio del Interior reforzó la plantilla de la Comandancia de la Guardia Civil de Ceuta con una veintena de nuevos agentes, tras la entrada masiva de julio, cinco vehículos de apoyo y un helicóptero con visión nocturna y base permanente en Ceuta, un dispositivo que se dijo será ampliado de manera progresiva.

Leer más

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL