despropósitos

Justo ese tiempo, diez semanas y media, lleva el único presidente que ha llegado al gobierno sin haber sido elegido en unas elecciones generales y para más inri sin ni siquiera ser diputado, gracias a haber aceptado una hipoteca que Dios sabe lo que nos costará al bolsillo de los españoles y a España como país, a nivel económico e internacional, como ya ocurriera en la etapa de su modelo José Luis Rodríguez, al que este inútil -salvo para él y los suyos- está superando en tan corto espacio de tiempo.

El número de despropósitos de este energúmeno se cuentan ya por docenas y me temo que antes del reinicio del curso político en Septiembre, todavía veremos algunos más. Empezó por un auténtico show mediático lanzando nombres con cuentagotas de posibles ministrables, para sorprender a propios y extraños con un “gabinete anuncio” en el que por primera vez en nuestra reciente democracia se rompía la paridad a favor de las mujeres, hasta el punto de que la singular -gracias a Dios, que no hay otra tan nefasta- Carmen Calvo se estrenó el día de su “promesa” -que ya sabía que no iba a cumplir- diciendo aquello de “Consejo de ministras y ministros”, forzando hasta el límite el absurdo, en el que no faltó representación del creciente colectivo gay -que tanto impulsa y aplaude la progresía reinante-. Hubo que sustituir pronto -a la semana- a uno de ellos -o elles, que diría Carmena- que parece que no venía tan limpio como presumían los que venían de regeneradores a “arreglar” la “insostenible” corrupción del Partido Popular -¡qué desmemoriado EREs, Perico!- y resulta que tenía algo pendiente con el fisco. Parece que la sustitución no alteró las proporciones.

No habían pasado dos semanas del inicio de esta nefasta etapa legislativa cuando cometió el primero de sus grandes despropósitos, al acoger en Valencia -donde la pinza PSOE/Compromis, o sea Podemos, ya se habían repartido los papeles en 2015, como adelanto del “contubernio de Junio” para desbancar en la región al PP (como hicieran en Castilla La Mancha, Extremadura y no pocas ciudades)- al barco Aquarius con 629 “emigrantes” africanos que Italia no quiso recibir, prometiendo concederles el estatus de “refugiados” sin temblarle el pulso.

No contento con ello, un mes después, lo agrandó, consintiendo sin oponer resistencia que más de 600 subsaharianos saltaran violentamente las vallas de Ceuta, pertrechados de radiales, ganchos y botes inflamables y con excrementos, que hirieron en su diseñado y organizado asalto a más de 20 Guardias Civiles, seguramente con órdenes de no usar su armamento disuasorio en ese “Laisser faire, laisser passer” -faltaron las alfombrillas- a los “hermanos” oprimidos, que no eran otra cosa que una dotación perfectamente preparada para el asalto, a juzgar por cómo se desarrolló. Pero ¿por quién se diseñó? Se habla ahora de decenas o centenares de miles de africanos que esperan en campamentos preparados, en Marruecos, en espera de los momentos oportunos para los siguientes “saltos”. ¿Quién costea todo ese movimiento migratorio? ¿Ha sido casualidad o existe relación causa/efecto entre esa reunión “secreta” que el asaltante al poder mantuvo en Moncloa con el multimillonario George Soros -el 28 de Junio se dice-, al parecer financiador de la ONG Open Arms, principal organizadora del trasiego de emigrantes, y declarado enemigo del humanismo cristiano y de Europa? Sólo pregunto, claro, pero no estaría mal que se supiera de qué se habló allí ese día.

No menos absurda, aunque interesada, cómo no, ha sido la orgía de nombramientos de amigos y compañeros de partido, sin más mérito que ese, precisamente, para dirigir instituciones, organismos y empresas públicas, con generosísimos sueldos a personas de muy escasa preparación profesional e incluso académica en muchos casos, rematando esa disparatada e irresponsable cascada “digital” con su propia mujer, de la que incluso se dice que miente en su currículum. Claro que no iba a ser menos que el titular de la “ganadería”, que miente hasta cuando calla. Ante todo esto cabe destacar la incuestionable respuesta dada por otra de esas joyas que acompañan al hipotecado en su ejecutiva del partido, la también bachiller como mayor logro académico, Adriana Lastra -un lastre sin duda-, vicesecretaria general del PSOE, que sin ruborizarse siquiera, ha respondido por todo argumento a los reproches sobre el nepotismo de su jefe con un lacónico: “¡No íbamos a poner a gente de derechas!”. Las redes sociales han encontrado carnaza a falta de comentarios en las televisiones, todas ocupadas en hablar del máster de Pablo Casado y otros “asuntos de Estado de ese nivel”. Uno de los mejores comentarios ha sido el dedicado a Begoña Gómez en relación con su fichaje por el Instituto de Empresa como “experta” en asuntos africanos en cuya boca pone un inspirado creativo que “declaró” a cuento de su contratación que se encontraba “preparada para asumir el reto que conlleva mi cargo… He visto Memorias de África y El Rey León. Esta última, tres veces”. Humor no falta, pero ya podría haber un poco más de sentido común a la hora de votar.

No menos despropósito fue su estudiada comparecencia y rueda de prensa de Pdr Snchz, tras dos meses de “silencio administrativo” que ya traté en un artículo anterior o el comienzo de saldar su deuda con los socios que lo pusieron donde está a cambio de su “cobro en especies” y pronto pago. Así se procedió al traslado de los políticos catalanes presos por su intento de golpe de Estado y el de asesinos etarras a cárceles vascas que empezó ya a cambio de esos votos del partido siempre traidor desde su origen, el PNV, y que previsiblemente irá aumentando cuando le llegue el “mapa” de los 236 presos que ha pedido y que continúan en prisión, para su traslado en función de su edad, estado de salud o tipo de delitos, de sangre o no.

¡Qué decir de la metedura de pata -otra más, propia de su extensa incultura- de este analfabeto funcional! Por apuntarse un tanto con la izquierda asesina de la Guerra Civil, confundió a las actrices de la película que “el mundo de la cultura” del séptimo arte -no merece la mayúscula- de la “Zeja” dedicó a las jóvenes pertenecientes a las Juventudes Socialistas Unificadas del Partido Comunista.

Ahora pretende gobernar por la vía del Decreto Ley apoyado por sus socios parlamentarios, y tiene entre manos subir impuestos a la banca, penalizar el consumo de gasoil -que en los nuevos motores diesel E6, contaminan menos que la gasolina, pero da igual- para contentar a los “ecocomunistas” de cuota -ambas “ideas” ahora, en fase de frenazo y marcha atrás tras la reacción de los bancos y su predisposición a cambiar de sede-. ¿Habrán tenido que ver los abucheos que ha recibido durante el pasado fin de semana en Doñana y Sanlúcar de Barrameda? Pretende también anular al Senado para evitar que sus despropósitos encuentren un posible freno en la mayoría absoluta que el PP tiene en la Cámara Alta y para rematar este resumen que sería larguísimo detallar aquí, se acaba de sacar por la misma vía del decretazo el cambio con “nocturnidad y alevosía vacacional” -3 de Agosto- de una Ley Orgánica de la legislación vigente, para la aprobación de “medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la -mal llamada, pero que a ellos les gusta así- violencia de género”, en virtud de lo cual se podrá cambiar la patria potestad de los hijos si así lo deciden los servicios sociales municipales que, con este paso, prevalecerán sobre las decisiones judiciales. Ver para creer.

Por cierto, el atentísimo con los islamistas presidente del gobierno español, a los que felicitó por su Ramadán, se vuelve a olvidar de hacer lo propio a los cristianos españoles por la Festividad de la Asunción de la Virgen, como ya hiciera el día del Santo Patrón de España, Santiago Apóstol, al que apodaron “Matamoros”.

Y pongo punto final al relato de despropósitos de este impresentable e inane presidente del gobierno para hacerme eco de lo que bien puede significar un magnífico propósito para dentro de pocas semanas. Hace unos días, en un comentario de Twitter, llamaba a una unión de los millones de españoles de bien, por encima de otras osas para, por la vía pacífica, antes de que fuera demasiado tarde y ante el cariz de los acontecimientos que estamos viviendo, hacer una “Convocatoria por España” -desde ese día acompaña mi nombre en la citada red social-  en la que pidiéramos desde la calle la convocatoria de unas elecciones generales que permitieran a los españoles decidir para elegir a sus representantes, que ahora no son los que rigen los destinos de nuestra Patria tras la perversión del sistema que supusieron los pactos contra natura del pasado 1 de Junio. Veo después que se ha convocado algo así para el próximo 6 de Octubre en la Plaza de Colón de Madrid, que espero que sea una iniciativa replicada en todas las ciudades de España y a la que desde ya me sumo. Cierto que lo que habría que hacer primero es una reforma urgente de la Ley Electoral, ya que con la actual y los mimbres existentes en la mayor parte de partidos políticos, si los españoles no votamos con la cabeza, y buena parte sigue haciéndolo con las vísceras, se corre el grave riesgo de que los resultados electorales propiciaran nuevos pactos que no reflejaran de verdad la voluntad del electorado, pero me temo que será un riesgo que habrá que correr porque pensar que la actual “mayoría” parlamentaria interesada únicamente en romper España aprobara ese cambio, entra dentro de lo quimérico.

Y, pese a Manuela Carmena, Madrid sigue creciendo a costa de Barcelona y el supremacismo nacionalista.

Si la izquierda política y mediática braman, el Partido Popular acierta

1 Comentario

  1. Poco que comentar a lo relatado por el autor, dado que, posiblemente, hasta el último párrafo no da una opinión, si no que ha puesto de manifiesto unos hechos tal cual se han producido, o producirse lo ha hecho el actual Presidente del Gobierno, que no está muy convencido de seguir siéndolo cuando no convoca unas elecciones que había prometido y que, según “su” CIS, le daría como ganador de las mismas.
    Solo añadir un detalle; ¿Alguien se ha dado de cuenta que desde el caso Acuarios, los inmigrantes ya no saltan la valla de Melilla?; no lo necesitan, ahora con el efecto llamada y la permisividad del Gobierno, vienen en los barcos de las ONGs, esperándoles en España el hotel gratuito, gratuito para ellos, naturalmente, no para los contribuyentes.

Comments are closed.