Federico Jiménez Losantos y Luis del Olmo en 2007 (Youtube)

Recuerdo perfectamente aquel día

Fue en la gala de entrega de los premios Micrófono de Oro 2007 que se desarrollaba en Ponferrada. Y digo que recuerdo perfectamente aquel día porque me sorprendió la respuesta del narcisista y encantado de conocerse, Luis del Olmo ante un discurso sincero y educado de Federico Jiménez Losantos, quien recogía uno de los premios.

Federico hablaba en su discurso sobre su relación con Luis del Olmo y con los ya fallecidos Alberto Closas y Antonio Herrero. Era ese un discurso de agradecimiento hacia ellos y hacia el propio Luis del Olmo. Durante su discurso hizo una breve mención a las circunstancias por las que atravesaba España en aquel 2008 y sobre los atentados del 11-M. Una mención tan mínima que fue prácticamente inexistente.

Una vez finalizado el discurso intervino Luis del Olmo. Del Olmo, con su habitual tono chulesco y perdonavidas, agradeció con la boca pequeña la intervención de Federico a pesar de, según dijo, no estar “de acuerdo” con algunas de sus palabras. Pero lo más sorprendente llegó al final cuando advirtió a Jiménez Losantos, quien ya no tenía oportunidad de responder, que si quería “desenterrar el hacha de guerra” no sería en su tierra, en Ponferrada, donde sucedería.

Del Olmo, el chaquetero, en estado puro. Un autentico chulo.