capitán araña

Corren tiempos complicados, por nuestra querida España; y puede costarnos caro, porque un truhan nos engaña. Este fulano nos dijo, pues la trola está en su entraña, que solo buscaba el bien y era solo una artimaña. Aunque he olvidado decir, quien es el ser que nos daña, supongo que ya lo saben, pues el solo se enmaraña. Se tiene por elegante, y ser de buena calaña, pero sus hechos denotan, que es más bien una piraña. Porque todo lo que toca, lo rompe y lo desestaña, y a poco que te descuides, te monta cualquier patraña.

Ahora con el begoñazo, se ha subido a la cucaña, y piensa que no caerá, porque tiene mucha maña. Pero este tipo ha olvidado, que no todo se restaña, a menos que encuentre a alguien, que le implante una gran laña. Ya lleva muchos errores, en su corta y fea campaña, y es porque se pasa el día, mirando a las musarañas.También ha quedado claro, que él para adentro rebaña, y como experto en embustes, se refugia en su espadaña. Dijo muy claro en su día, con una sonrisa extraña, que solo quería elecciones, como haría Gran Bretaña. Pero llegado al gobierno, ha tomado la guadaña, para poner a los suyos, más cerca de la cabaña.

Dice que tubo que hacerlo, porque había telarañas, entre los cargos cesados, y que ellos todo lo apañan. Que no cuente más mentiras, porque no es ninguna hazaña, romper lo que bien funciona, desde el río a la montaña.Y que no haga esos discursos, repletos de mala saña, que va a tener que lavarse, la boca con carabaña. Ni se ponga chulo y borde, empleando la cizaña, que al final los malos hechos, desembocan en migraña. Y si tiene la intención, de pactar con alimañas, recuerde que las traiciones, nunca las perdona España.

Los tribunales y el PP