barcelona

Barcelona fue siempre una ciudad muy taurina antes del lavado de cabeza marxista separatista que llegó a prohibir las corridas y a convertir la mítica plaza de Las Arenas en un centro comercial. Aquel lugar de tronío que nos regaló a las pupilas tardes gloriosas de grana y oro ahora es un templo al consumismo y al modus vivendi yankee y globalizado. ¿Convertirán la Monumental en una mezquita? Algunos separatistas, que se presumían cristianos, adoran cualquier becerro de oro con tal de sepultar las tradiciones españolas.

Entre 1940 y 1960 la Ciudad Condal vivió un auténtico período de esplendor taurino llegando a superar durante varios años a Madrid en número de corridas de todos. Las más prestigiosas divisas ganaderas venían cada año: Pablo Romero, Miura, Domecq, Manuel González, etc.

Figuras de primera fila como Manolete, Belmonte, Domingo Ortega y un largo etc actúan numerosas veces en la Ciudad Condal y cosechan grandes éxitos. En esos años la Monumental albergaba la Feria Taurina más prestigiosa de España. En Barcelona se respiraba un gran ambiente taurino y tanto en las Ramblas como en diferentes cafeterías y hoteles eran famosas las tertulias taurinas.

Barcelona llegó a tener 3 plazas de toros, algo muy inusual y que habla del gran amor de la ciudad barcelonesa a la tauromaquia.

Os dejamos este interesante reportaje sobre la historia de la Plaza Monumental de Barcelona:

El FC Barcelona durante muchos años trató con afecto y cariño a Franco

El primer festejo taurino celebrado en Barcelona