Turista británica, le molesta que en España haya españoles
La turista británica Freda Jackson

Los turistas británicos ya no saben qué inventarse para que las vacaciones les salgan gratis

La noticia que ha saltado estos días a todos los periódicos es increíble. Una turista británica de 81 años llamada Freda Jackson, ha puesto el grito en el cielo a su vuelta de vacaciones de Benidorm porque, entre otras cosas, en Benidorm (España) había muchos españoles.

Se queja de que los españoles no vayan a veranear a otro sitio y de que todos los hoteles de Benidorm (España) tengan “todo el entretenimiento enfocado a los españoles”. Por si esto fuera poco se queja a su agencia de que un día “un chico español la empujó sin ni siquiera pedirle disculpas”.

Exige por tanto a su touroperador, Thomas Cook, daños y perjuicios por esos “horribles” 15 días que ha pasado en España.

¿Por qué no les gusta pagar?

Da igual si son altos, bajos, jóvenes o viejos, a los turistas británicos, en general, parece que les gusta mucho irse de vacaciones pero parece que les gusta muy poco pagarlas. Cualquier excusa es válida para no hacerlo, incluso la utilizada por esta turista inglesa, excusa que suena a chiste: muchos españoles en España.

Lo ideal para ella habría sido ir a San Antonio en Ibiza, o Magaluf en Mallorca, a ver a sus compatriotas borrachos, dando gritos hasta las tantas para después tirarse del balcón de sus hoteles. Lo absurdo es que la touroperadora de esta mujer parece dispuesta a negociar con ella.

Alucinante.