Una familia olvida a su hija
Área de servicio de Quintanapalla (Google maps)

Los hechos sucedieron en una gasolinera de Quintanapalla (Burgos)

La madrugada del pasado viernes, hacia las 4, una familia paró a repostar en una gasolinera de Quintanapalla, Burgos. La familia estaba formada por el matrimonio y una menor de 16 años de edad. En el momento de parara a repostar, la menor salió a estirar las piernas y la familia continuó su marcha sin percatarse de que se habían olvidado a su hija.

Los responsables de la gasolinera se pusieron en contacto con la Guardia Civil que rápidamente pusieron en marcha un dispositivo para localizar a la familia. Los únicos datos que fue capaz de dar la niña es el color del vehículo, la marca y que la matrícula del coche era de Suiza.

Tras media hora de búsqueda, los agentes localizaron un coche que coincidía con las características descritas por la menor. Tras parar al cochem entrevistaron a los familiares y les acompañaron a la gasolinera donde se encontraba su hija y también su perro. Tras comprobar que las circunstancias familiares eran normales, la Guardia Civil permitió que la familia continuara su marcha.

Podría haber tenido causas penales

En el caso descrito anteriormente, la familia de la menor pudo continuar de nuevo su marcha. Pero, de haber observado la Guardia Civil que el caso se trataba de una grave negligencia de abandono de personas, familiares o menores, esta acción habría acarreado graves problemas a los responsables de la misma, pudiendo incluso haber tenido responsabilidades penales.

Parece ser que estos hechos no son nada extraños en extranjeros que atraviesan España, sobre todo en época estival. Los abandonos y olvidos de familiares en circunstancias como esta son más habituales de lo que parecen. ¡Cómo están las cabezas!