Torra, miedo al Rey
Quim Torra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, se reunen este lunes en el Palacio de la Moncloa en la que será su primera reunión en busca de la distensión y normalización de unas relaciones muy deterioradas entre ambas administraciones, aunque con la previsión de que no se alcancen acuerdos entre las partes.

La reunión, prevista para las 11 horas, ha suscitado una gran expectación y el propio Torra ha avanzado que expondrá cómo pretende culminar el ejercicio del derecho de autodeterminación.

Según fuentes del Ejecutivio, Sánchez lo escuchará, pero no hay ninguna posibilidad de que avale esas intenciones porque no es un derecho que esté recogido en la Constitución y, por tanto, no tiene recorrido. Pese a esa diferencia, el Gobierno espera que la reunión de hoy abra una vía de diálogo y dé continuidad al proceso de distensión que desea que haya con Cataluña.

El encuentro llega tres días después de que el Consejo de Ministros iniciara los trámites para impugnar ante el Tribunal Constitucional la moción aprobada esta semana en el Parlament en la que se reafirman los objetivos políticos del 9N para avanzar hacia la independencia.

Según explicó el viernes la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, esa decisión no tendría por qué influir en el desarrollo de la reunión ya que hay que separar la vía judicial de la política. Pero Torra consideró que la decisión de acudir al Tribunal Constitucional es una “mala noticia”. Sí ha agradecido el presidente de la Generalitat que hoy se pueda hablar de todo, y aunque ha reconocido que no prevé acuerdos, sí espera que la reunión sirva para “deshelar” la situación.

Aunque no haya acuerdos concretos, tanto en el Gobierno central como en el catalán se confía en avanzar en la convocatoria de la comisión bilateral entre el Estado y la Generalitat y que no se reúne desde hace siete años. Además, el Gobierno ha avanzado que, además de la necesidad de normalizar el diálogo político, se hablará también de inversiones en Cataluña y de transferencias.

El 62% de los catalanes apuesta por negociar más autogobierno

Según un sondeo de Gesop para El Periódico, el 62% de los catalanes es favorable a negociar una mejora del autogobierno con el Estado, mientras que el 21,5% apuesta por buscar la independencia para avanzar hacia una nueva república.

En concreto, los ciudadanos situados más a la izquierda se muestran algo más partidarios de la opción secesionista (un 34%), como también aquellos que se sienten sólo catalanes, que optan por la secesión en un 57,6 % de los casos, frente al 34 % que defiende la vía negociadora.

De los resultados de la encuesta, que se llevó a cabo entre el 2 y 6 de julio a partir de 525 entrevistas, también llama la atención que el 52,8% de los votantes de ERC son partidarios de negociar más autogobierno, en tanto que los que piden buscar la independencia representan el 38,5% de los consultados.



Por contra, quienes votaron a Junts per Catalunya o la CUP en las últimas elecciones son más partidarios de la vía independentista como prioridad. Según El Periódico, la opción negociadora se impone en todas las ciudades catalanas y los municipios de menos de 10.000 habitantes son los que registran un porcentaje independentista más alto (31,6%), pero siempre por debajo de la vía negociadora.

 

Leer más