Pedro Sánchez también es homo sapiens
Pedro Sánchez en otra de sus ridículas fotos

¿Un problema de narcisismo?

No se sabe muy bien si el problema que tiene Pedro Sánchez con las fotos es de puro narcisismo o es que está muy mal aconsejado, pero lo que es evidente es que tiene un problema y serio. Cuando no son las gafas de sol, son las manos. Aparece acariciando a su perro después de hacer deporte a “trote cochinero” -para ser mejor captado por las cámaras”- o nos muestra sus manos como si fueran las manos del gran “hacedor”.

Pedro Sánchez con gafas de sol en un avión

Pero el caso es que cada foto que aparece del presidente no electo es más ridícula y peor que la anterior. Es evidente que Sánchez ha iniciado con la presidencia del gobierno una carrera electoral muy larga, de dos años nada menos. El caso es intentar convencer a los que nunca le han votado para que le voten y a los que no le vamos a votar nunca de que en el fondo es un buen chico, en el fondo del mar abisal.

Esto no viene solo de ahora

Pero a pesar de que las imágenes que nos han estado mostrando últimamente de Sánchez fueran fruto de malos consejos, lo que es evidente es que el socialista tiene un ego bastante grande. Ya nos lo demostró en anteriores campañas electorales cuando se autocalificó como “guapo” o “alto”.

Imagen de las manos de Pedro Sánchez publicadas por Moncloa en Twitter

El problema para todos los españoles es que eso es lo que nos parece a todos, un simple envoltorio sin nada más en su interior que una ambición desmedida y una completa falta de principios y de palabra. Si nada lo remedia, son dos años los que tendremos que sufrir a este presidente. Dos años son suficientes para hacer mucho daño a España, ya lo ha demostrado en el mes escaso que lleva ejerciendo.