Persecución al género masculino
De Montserrat Boix - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=63680146

El “no” implícito

Según ha anunciado la infumable ministra Carmen Calvo, el gobierno de Pedro Sánchez prepara una nueva ley para continuar con la cacería al género masculino que comenzó Zapatero con su despreciable gobierno.

Si Zapatero se cargó de un plumazo la presunción de inocencia del hombre con respecto a la mujer en su injusta y despreciable “Ley de violencia de género”, Pedro Sánchez pretende dar una vuelta de tuerca más en la cacería al hombre, tal y como ha anunciado la ministra Carmen Calvo.

Calvo ha anunciado una reforma del Código Penal en la que se propondrá que cualquier acto sexual sin un “sí” explícito de la mujer sea un delito. Es decir, el gobierno considera que todos los hombres somos violadores y maltratadores en potencia y solo nos salvaremos de esa culpabilidad implícita, solo por ser hombres, si una mujer dice lo contrario.

Con todo esto, desaparece la poca presunción de inocencia que nos quedaba a los hombres, solo por ser hombres. Una persona que nazca en España y cuyo género sea el masculino será culpable desde el momento de su nacimiento ante cualquier acusación de una mujer contra él, sea esta cierta o no lo sea.

¿Para qué sirve la Constitución?

Esto ya demuestra de una forma casi absoluta que aquello de “todos los españoles somos iguales ante la ley” es falso. Para los comunistas y los socialistas esa igualdad no existe. Los hombres y las mujeres en España no somos iguales ante la ley solo por el hecho de ser hombres o ser mujeres. Y aún peor todavía, aquello de “ser inocente hasta que no se demuestre lo contrario”, para el hombre no existe.

Los hombres tendremos que ir siempre bien pertrechados de una grabadora o un bloc de notas, como si de albaranes se tratara, y ante el acto sexual o casi cualquier tipo de relación con una mujer hacerle firmar un consentimiento. La firma de la mujer consintiendo será parte ineludible en los actos preliminares del acto sexual. “Cariño. a mi me gusta que antes me beses el cuello. Sí, de acuerdo. Pero antes firma aquí, por favor”.

El punto al que está llegando la persecución al hombre en España es tan injusto como terrible. Los que tenemos ya una cierta edad y una pareja estable no lo tenemos tan complicado. Pero, ¿y nuestros hijos? Cualquier mojigata, cualquier chalada puede arruinar la vida de un hombre porque chaladas las hay, al igual que chalados. Y con leyes como esta el hombre está vendido si se equivoca y se topa con una loca de atar.

El gobierno pretende controlar nuestras vidas hasta extremos inauditos e injustos. Pretende meterse en nuestras casa, meterse en nuestras camas y en nuestros cerebros y manejarnos como si fuéramos autómatas a su servicio. Si la sociedad no echa pie a tierra y para a estos gobernantes injusto y dictatoriales, todos lo podemos pagar muy caro. Pero todos, incluso las mujeres. Mañana una mujer puede ser madre de un hombre cuya vida quede arruinada por esta ley injusta y más propia de una dictadura comunista. No permitamos estas injusticias, nuestra vida y la de los nuestros dependen de ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.