Tuit de Pablo Iglesias de 2014 (Twitter)

Rey de las contradicciones

Si hay algo que es como marca de la casa En Pablo Iglesias y Podemos son sus eternas contradicciones. Acaban de colocar a sus más sectarios y afines periodistas en los sillones del Consejo de RTVE sin que se les caiga la cara de vergüenza después de haber criticado eso mismo en otros, no hace tanto tiempo.

Es evidente que casi ningún político supera una prueba de hemeroteca, pero en el caso de Podemos el asunto se vuelve exagerado. Muchos ya sabíamos desde que aparecieron por primera vez que no pretendían cambiar nada del sistema. Lo único que querían y buscaban era un “quítate tú para ponerme yo”.

De lo que decía en 2014 a lo que hace en 2018

Y todo esto ha vuelto a pasar, como no podía ser de otra forma. Han vuelto a hacer lo que antes tanto criticaban porque lo hicieran otros. Han vuelto a caer en su eterna y vergonzosa contradicción de siempre.

Pablo Iglesias, tuit de 2014 (Twitter)

Y este no es un problema de Pablo Iglesias, de Pedro Sánchez, del PSOE o de Podemos. Este es un problema de todos los españoles. Un problema evidente de pereza que provoca que no corramos a gorrazos a todos estos políticos caraduras que nos toman el pelo desde hace tantos años sin que pase nada.

Se han acostumbrado a hacer lo que les de la gana y nosotros se lo permitimos. Nos toman el pelo, nos mienten y nosotros solo nos dedicamos a pagar impuestos sin rechistar. Nos saquean, nos mienten y nosotros no hacemos nada. No señores, el problema no son ellos. El problema somos nosotros que seguimos viendo todo esto y nos quedamos como las vacas cuando ven pasar al tren.