Vídeo de Hurt de Jonny Cash
Johnny Cash, Hurt (Youtube)

Una de las más emotivas canciones de la historia

Estoy seguro que quien haya escuchado “Hurt” de Johnny Cash y quien haya visto el vídeo de esta canción y conozca su letra, sabrá de lo que hablo. “Hurt”, y ya el propio título lo indica, duele, hiere, hace daño. En “Hurt” de muestra al Johnny Cash más íntimo. El de la pena infinita, el Johnny Cash anciano y enfermo, que poco tiempo después de la grabación del vídeo moriría.

Nos cuenta su dolor y sus penas. Las penas y dolores de una persona enferma a la que ya le daba igual lo que pudieran pensar de él. La sinceridad de un anciano de 71 años, enfermo y que puede decir a todo el mundo lo que piensa y lo que siente sin ningún pudor ni complejo. Cash no lo tuvo nunca, mucho menos a esas alturas de su vida.

La grabación del vídeo

El 18 de octubre del año 2002, el director Mark Romanek, acompañado de su director de fotografía Jean-Yves Escoffer, llegaban al aeropuerto de Nashville. Al día siguiente tenían que rodar con Johnny Cash el vídeo de “Hurt”. Cash llevaba años negándose a moverse de su casa del lago, en Hendersonville. Por lo tanto era obligado que el vídeo se grabara en la casa de la gran estrella que era Cash.

Romanek tardó un día en iluminar la mansión de Cash a su gusto para la grabación del vídeo. Pero tenía una preocupación, que la grabación en la mansión de Cash no diera para grabar un vídeo de tres minutos de duración. Cerca de la mansión, Cash teenía su museo. Un museo al borde de la desaparición, pero que podría servir para grabar parte del vídeo. Romanek necesitaba el permiso del artista para grabar allí. Cash no solo estuvo de acuerdo, ordenó a una de sus empleadas que lo limpiara un poco.

June Carter, el gran amor de Johnny Cash

Durante la grabación, June Carter, el gran amor de Johnny Cash, su musa y su vida completa, apareció por las escaleras de la estancia. Romanek se sorprendió, June estaba enferma y no podía levantarse de la cama por orden médica. Ante su sorprendente aparición, decidió pedirle permiso para maquillarla y que apareciera en el vídeo. Hay que ver la mirada de June Carter en el vídeo, maravillosa.

June Carter, Hurt

El vídeo costó mucho realizarlo debido al estado de salud de Cash. Johnny tenía problemas faciales y le costaba mucho enlazar su voz con la letra del tema en playback. Pero en el vídeo hubo tiempo para la locura y la improvisación del genial Cash. En la escena final del banquete, Romanek le dijo a Cash que si quería hacer alguna locura. De ahí surge la genialidad de derramar el vino por encima de la mesa.

El vídeo después se rellenó con grabaciones familiares que Cash facilitó a Romanek, para su sorpresa.

La decisión de emitir el vídeo

El vídeo era tan duro que surgieron las dudas sobre la conveniencia de emitirlo. A Rick Rubin, el productor, le pareció excesivamente duro , le pareció excesivo y le generaba dudas. La decisión dependería de Cash. Se le envió una copia y a los pocos días llamo a Rubin para conocer su opinión. Rubin le mintió y le dijo que le parecía una obra maestra, aunque le admitió las dudas que le había generado al principio.

Johnny Cash

Posteriormente, Cash se lo enseñó a su amor, a June. No le gustó nada. Le dijo que con ese vídeo sus fans acabarían definitivamente con él. Fue la hija mayor de Johnny y June, Rosanne Cash, la que empujó a Cash a seguir adelante con el vídeo. Aseguró que desde que lo había visto, desde la primera vez, no había podido parar de llorar.

Rosanne Cash junto a su padre

El vídeo pasó completamente desapercibido. Fue redescubierto en 2014 y a partir de ahí se ha convertido en una joya y una auténtica obra maestra que nadie puede dejar de ver. Johnny Cash no pudo enterarse del éxito. Murió el 12 de septiembre de 2003. June tampoco, murió unos meses antes que su marido, el 15 de mayo del mismo año.

 

1 Comentario

Comments are closed.