Jaime Peñafiel sobre Begoña Gómez, se le ha visto siempre el plumero
Begoña Gómez junto a su marido, Pedro Sánchez

“Se le ha visto siempre el plumero”

Si hay algo que ha llamado siempre la atención de Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, es que se le ha visto siempre el plumero y las ganas locas de estar en La Moncloa. Esta es una circunstancia que no ha pasado desapercibida para nadie, tampoco lo ha hecho para Jaime Peñeafiel, quien ha escrito sobre ello en un artículo publicado en “LOC” de “El Mundo” el pasado día 3 de Junio.

Describe, Peñafiel, en ese artículo a la perfección lo que todos hemos visto de esta “Primera Dama” desde el primer día que hizo acto de presencia en la televisión de la mano de su marido. Parecía el niño en la comunión, la novia en la boda y el muerto en el entierro. Una mujer muy poco discreta y a la que se le ha notado demasiado que la idea de pisar La Moncloa le volvía directamente loca.

Peñafiel empieza su artículo dejándolo meridianamente claro con una frase demoledora: “De las seis primeras damas que ha habido en la democracia, es a Begoña Gómez Fernández a quien se le ha visto siempre el plumero y las ganas de estar en La Moncloa”. Su ambición es tan sumamente desmedida que no la puede ni disimular.

¿Será ella quien gobierne en la sombra?

Y viendo su ambición desmedida y las evidentes incapacidades de su marido, parece como si quien realmente fuera a gobernar en la sombra fuera ella. Es evidente que maneja a Sánchez a la perfección y como quiere. Ella es quien mueve los hilos de esa marioneta que es su marido. Y es ella quien ha estado detrás azuzando la no poca ambición del ahora presidente.

Nos ha llamado siempre la atención a todos porque además le resulta imposible disimularlo. Su ya famosa frase de “nos vemos en La Moncloa” ya fue un reconocimiento tácito de sus intenciones y de sus desaforadas ambiciones. Ahora ya están ahí. Su marido ya está bien colocadito en la poltrona y todos nos imaginamos a Begoña Gómez levitando por los pasillos de La Moncloa y resultándole casi imposible poner un pie en el suelo.

Artículo de Jaime Peñafiel

1 Comentario

Comments are closed.