El natural rematado por alto es una suerte en desuso, que lleva años sin verse en los ruedos. Se trata de un pase natural rematado por alto, llevando la muleta en la mano izquierda, con el que el maestro Vicente Pastor iniciaba generalmente sus faenas de muleta.
Francisco Montes “Paquiro”, en su obra Tauromaquia completa dice lo siguiente en relación a este pase:

<<Para pasar al toro con la muleta se sitúa el diestro como para la suerte de capa, esto es, en la rectitud de él y teniendo aquella con la mano izquierda y hacia el terreno de afuera: en esta situación lo citará, guardará la proporción de las distancias con arreglo a las piernas que le advierta, lo dejará que llegue a la jurisdicción y que tome el engaño, en cuyo momento la cargará la suerte y le dará el remate por lo alto>>.

Según explicaba don Justo en El Ruedo, este pase natural por alto, rematado, no tiene tanto mérito como el que se finaliza por bajo, porque en este el lidiador tiene que llevar al cornúpeta en semicirculo, con temple, embebido en los vuelos de la roja bayeta, y en el otro solo tiene que levantar el brazo al pasar la res, rectamente, hasta que llega a su tercio.

Torear con la montera puesta…

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro