Todos conocemos anécdotas de Rafael Guerra Bejarano, Guerrita, y la que os vamos a contar hoy no tiene desperdicio y además es protagonizada por S. M. El Rey Alfonso XIII.
Resulta que el Rey Alfonso XIII y el II Califa del toreo cordobés, Guerrita, coincidieron en una cacería. Al despedirse, tras el día de caza, el monarca ocupaba un flamante automóvil, mientras que Guerrita mentaba un coche de caballos, arrastrado por cuatro finas y poderosas jacas.

El Rey se dirigió al torero diciéndole a Rafael:

-Buen coche llevas.

-Tampoco es malo el de su Real Majestad.- Añadiendo: -Ahora que, a carrera larga gano yo.

Poco después de puesta en marcha la comitiva, y no obstante haber salido el último, el Rey dejó atrás a todos los demás. Pero ocurrió que el magnífico automóvil regio sufrió un percance mecánico, por lo que mientras reparaban la avería llegó Guerrita con sus cuatro jacas andaluzas, quien, dirigiéndose al Rey le dijo:

-Ya advertí a su Majestad que, a carrera larga, ganaría yo.

Y así fue. Lo que no sabemos es si don Alfonso XIII acabó montando el coche de Guerrita o esperó a que su vehículo fuera arreglado.

De cuando Guerrita cogió al toro por los cuernos…

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro