Salvamento de los niños de la cueva de Tailandia

Final feliz pero pagando un precio muy caro, la vida de una persona

Tras varios días de sufrimiento en los que se pensaba que sucedería lo peor, al final las cosas acabaron bien. Al final los niños atrapados en la cueva de Tailandia pudieron salir sanos y salvos gracias a la pericia de los buzos que acudieron a su rescate.

Estamos tan poco acostumbrados a que las cosas acaben bien que lo sucedido en Tailandia no deja de sorprender al mundo. Ya habrá tiempo para los reproches y para pedir explicaciones por la imprudencia cometida por su entrenador. La terrible desgracia es que la salvación de estos niños ha costado la vida de un buzo que no pudo superar las angostas grutas de la cueva, la cosa ha terminado bien pero ha salido demasiado cara.

Para darnos cuenta de la complejidad de esta operación no hay más que ver el vídeo que circula por todo el mundo mostrando la extrema dificultad a la que se enfrentaban los rescatadores y los rescatados para salir sanos y salvos de esa cueva. El vídeo es de los que merecen la pena ser vistos.