chico nuevo

En poco tiempo la política española se llena de líderes de chicos nuevos. En dos meses Sánchez y ahora Casado, y hace una par de años Rivera e Iglesias, que oscilan entre los treinta y siete años, cuarenta y seis, treinta y ocho y treinta y nueve respectivamente. Todos ellos imberbes, es decir no duchos en la vida, sin trabajo profesional consolidado, aunque el Iglesias presuma de profesor, no ha sacado una oposición de profesor ni de instituto ni de universidad en su vida.

Pablo Casado su vida ha sido la política y dícese que ha hecho un máster. Es un hombre que dice que es integrador, pero eso es lo le pidió Sáenz de Santamaria en las primarias, y el dijo que no, entonces se contradecía, que después de las primarias. Entiendo que quiere que la derecha le vote, que confíe en él. En su programa habla de la defensa de la vida, de la familia, de la natalidad ante la desertización demográfica de España, de la Lomce y de la unidad de las regiones de España que es lo que quiere la derecha, la unidad de España no sólo es de derechas sino de unos cuarenta y cinco mm. de españoles que queremos la unidad territorial de España a igual que la vida en cualquier persona con sentido común.

Pero integrar es de partes, y el PP tiene que integrar con la derecha a los del centro que hablan de aborto que es contrario a la defensa de la vida, de LGBI que es también contrario a la familia. No entiendo la integración de la cuadratura del círculo, ni por integrales infinitales matemáticos.

El nuevo “chico nuevo”, espero que hable claro para explicar lo inexplicable, si quiere de verdad lo que el sentido común defiende, y no se les tome otra vez el pelo cómo hicieron Aznar y luego Rajoy, que tuvieron mayoría absoluta en sus primeras elecciones gracias a la derecha, y al no cumplir sus programas de los valores del sentido común, en sus segundas elecciones no obtuvieron las mayorías absolutas teniendo que pactar con los antipatrias vascos y catalanes a costa del dinero de los españoles dándoles a ellos más y a nosotros menos, ¿quienes roban?, que poca vergüenzas, algo tendrá que ver el club Beidelberg en esos comportamientos de los populares, y si quiere engañarnos el nuevo “chico nuevo”, está equivocado, no va a alcanzar la mayoría absoluta en su vida. Y piense que en la derecha hay más de tres millones y medio de votos, con sentido común. Con dos engaños es suficiente. Aportamos unos 60 diputados.

Harto del “chico nuevo”

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL