Todas las víctimas de ETA: Manuel Albizu Idiáquez, taxista
El taxista asesinado por ETA, Manuel Albizu Idiáquez

Un etarra se subió a su taxi

El 18 de marzo de 1976, Manuel Albizu Idiáquez conducía su taxi por Zumaya cuando fue parado por un cliente, se trataba de un etarra. El pasajero le indicó que debía ir por la carretera Bilbao San Sebastián.

Al llegar a un cruce a la altura de Guetaria (Guipúzcoa) le obligó a desviarse a la derecha. En ese momento el etarra sacó su arma y le descerrajó dos disparos en la cabeza. Manuel Albizu murió en el acto. El terrorista huyó del coche y dejó allí a Manuel muerto. Una pareja de novios que pasaba por la zona fueron los que encontraron el cuerpo ensangrentado y sin vida de Manuel.

ETA le acusó de confidente de la Policía. Las familias de muchas víctimas de los etarras tuvieron que sufrir, además de las pérdidas de sus familiares, las campañas emprendidas por los etarras para justificar sus asesinatos.

El etarra Pedro María Leguina Aurre, alias Kepatxu, a su llegada a Madrid extraditado por Francia en 2001

La familia de Manuel ha podido saber solo a través de información en prensa, o extraoficialmente por miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que uno de los asesinos de Manuel fue Pedro María Leguina Aurre, alias Kepatxu o Txiki, detenido el 31 de diciembre de 1999 en el aeropuerto internacional de París y actualmente en la prisión de Zuera (Zaragoza) donde cumple pena de prisión por el asesinato de tres guardias civiles en Azpeitia el 28 de noviembre de 1978, único delito por el que se autorizó la extradición por parte de Francia.

Manuel Albizu Idiáquez, de 53 años, estaba casado y tenía 4 hijos con edades comprendidas entre los 11 y los 25 años.

D.E.P. Manuel Albizu Idiáquez, taxista asesinado por ETA el 18 de marzo de 1976 a los 53 años de edad en Guetaria, Guipúzcoa.