Todas las víctimas de ETA: Jesús María González Ituero y José Luis Martínez Martínez
Jesús María González Ituero y José Luis Martínez Martínez

Fueron secuestrados por ETA en Hendaya (Francia)

Jesús María González Ituero y José Luis Martínez Martínez eran dos inspectores de policía jóvenes destinados en una comisaría de San Sebastián. Un día decidieron cruzar a pie la frontera tras haber comido en una pizzería de Guipúzcoa. Dejaron sus armas en el puesto fronterizo de Irún y de ahí se dirigieron a un cine de Hendaya.

A partir de ahí no se supo nunca nada más de ellos. Tras comprobarse que los dos policías no habían vuelto a recoger sus armas en Irún se dio la voz de alarma y comenzó su búsqueda. La policía francesa puso en marcha una gran operación en la que 40 personas fueron detenidas y se localizó la documentación de los policías en la casa de un miembro de ETA.

Aproximadamente un mes después la prensa publicó las versiones de varios testigos. Los dos policías habrían sido abordados por varias personas y se les habría obligado a introducirse en un coche.

El hallazgo de los cadáveres

Ante la falta de resultados el asunto fue prácticamente archivado. Pero aproximadamente un año más tarde, el 18 de abril de 1977, se hallaron dos cadáveres en avanzado estado de descomposición en la playa de Chambre d’Amour, en el término municipal de Anglet, entre Biarritz y Bayona. Fueron encontrados por cinco adolescentes en un antiguo búnker construido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Aparecieron con los pies y las manos atadas, mutilaciones en los dedos y un tiro en la nuca. La autopsia revelaría que uno de ellos había muerto de dos disparos en la cabeza, efectuados a quemarropa, mientras su compañero presentaba un único impacto de bala.

ETA nunca reivindicó los asesinatos y dijo que había sido el propio ministerio de la gobernación el autor de los mismos. Cada vez que mataban a alguien y provocaba rechazo social, utilizaban una excusa similar. El caso es que nunca se supo los nombres de los terroristas responsables de cometer semejante atrocidad.

Jesús María González Ituero tenía de 25 años cuando fue secuestrado y asesinado por ETA. Natural de Madrona (Segovia) era el segundo de los seis hijos del matrimonio González-Ituero.

José Luís Martínez Martínez, era natural de Calatayud (Zaragoza) y tenía 31 años. Su infancia la pasó en Almería, pues su padre fue trasladado ahí cuando José Luis era muy pequeño.

D.E.P. Jesús María González Ituero y José Luís Martínez Martínez, inspectores de policía asesinados por ETA el 4 de abril de 1976 en Anglet, Francia.