Monedero, Soraya Sáenz de Santamaría
Imagen del encuentro entre Monedero y Soraya Sáenz de Santamaría

A la salida del Congreso de los Diputados

Desconozco si Juan Carlos Monedero será víctima de una rara tara mental, pero lo que es cierto es que tiene ciertas actitudes y comportamientos que no entiendo. Como el comportamiento que hoy ha tenido a las puertas del Congreso con Soraya Sáenz de Santamaría.

Se ha acercado a ella y agarrándola de los hombros como si estuviera en un bar con un colega le ha dicho: “Me alegro que os vayáis”. A lo que la todavía vicepresidenta ha contestado: “A mi no me gusta que lleguéis, pero esto es la democracia”.


¿Qué habría pasado si algo así lo hubiera hecho alguien del PP con una mujer de Podemos?

¿Se puede imaginar alguien dónde habrían puesto el grito los podemitas si se hubiera acercado Hernando a Irene Montero y le hubiera dicho algo así y de esa forma? Pues habría ardido Troya con el machismo, lo malo que es Hernando y otras mil cosas. Es más probablemente Montero no hubiera contestado de la forma en la que ha contestado Soraya Sáenz de Santamaría.

 

Pero claro, lo de Monedero es único. Se dirige en plan chulito y displicente a la vicepresidenta a restregarle la derrota en los morros. Una actitud chulesca y sobrebia muy propia de estos podemitas del haz lo que digo pero no lo que hago. Muy propia de este Monedero que no es más tonto porque no entrena.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL