Jorge Javier Vázquez, referente
Jorge Javier Vázquez (Telecinco)

Los endiosados “televisivos”

No descubro nada nuevo si afirmo que la mayoría de los famosos “televisivos” se sienten una especie de “dioses” que se otorgan a ellos mismos más poder del que tienen. Un claro ejemplo de algo así es, bajo mi punto de vista, lo que piensa de sí mismo Jorge Javier Vázquez.

De un tiempo a esta parte este simple presentador de televisión se ha auto otorgado una posición que, evidentemente, no tiene. Se cree un referente cultural, político y social de este país. Corrige a sus entrevistados intentando que rectifiquen cuando dicen algo con lo que él no esté de acuerdo. Cita libros, películas o música ante personas o invitados a los que él crea en una posición intelectual inferior a la suya. Y, lo más grave, intenta dogmatizar en base a su ideología política, creyéndose gracioso y riendo sus propias “gracias”.

En el último programa de “Supervivientes”, Vázquez apareció con el pelo teñido color canoso. Para explicar a la gente ese cambio de imagen pretendió hacer una de esas gracias que solo le ríen sus asistentes o él mismo.

“Me ha salido esto, se va Rajoy y es como que el envejecimiento que he estado acumulando durante tantos años que ha estado en el poder me ha salido en una noche, pero nada, se quita, en cuanto venga otro se quita”.

¿En qué momento se ha creído este simple presentador referente de nada?

Todo esto me lleva a preguntarme en qué momento exacto se ha creído este “simple presentador” referente de algo. El público que ve sus programas lo hace para entretenerse y pasar el rato sin más. No lo hace para que este erudito de nada intente dar lecciones con sus ideas políticas o sociales, tampoco para que nos venga de culto, mucho menos si lo hace a costa de intentar humillar a otra persona.

Jorge Javier Vázquez en un momento del programa

No ha debido comprender nunca lo de “zapatero a tus zapatos”, ni lo “meterse en camisas de once varas”. Nos hace afirmaciones casi dogmáticas a las que solo falta que les añada un “porque yo lo valgo”. Pues no dudo que pueda valer para algunas cosas, pero, ¿como referente de algo? Ni loco.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL