La propagandista del PSOE, Julia Otero
Julia Otero

Todo esto era previsible en gente como Julia Otero

Era muy previsible que tras la anormal entrada de Pedro Sánchez en la Moncloa apoyado en golpistas y proetarras la maquinaria de la propaganda socialista se pusiera a funcionar a todo trapo para intentar que la gente se olvidara pronto de cómo ha llegado a ser presidente. Los habituales periodistas propagandistas socialistas debían de ponerse en marcha lo antes posible para edulcorar las formas de un presidente no electo y capaz de pactar con cualquiera.

Julia Otero, una de las más fervientes PSOEdistas, tenía que ponerse manos a la obra a la mayor brevedad posible. No lleva ni una semana Sánchez en el gobierno y ya ha tocado los palos propagandísticos que más gusta a su fiel público progre: femisnismo, LGTBIjklmnño y refugiados. La Otero no ha dudado en acudir en su ayuda, aunque sea a costa de manipular y ocultar información, eso da igual. Lo que importa es la propaganda, después vendrán las subvenciones.


Los problemas de Italia con la inmigración

Son históricos los problemas que ha tendido Italia con la inmigración. Su cercanía con las costas de Libia han provocado históricos problemas a las autoridades italianas con llegadas masivas de inmigrantes. Pero ahora, los PSOEdistas como Otero prefieren obiar un hecho histórico para sobar un poco el lomo de Pedro Sánchez. Falta le hace al presidente de los pactos raros.

Han sido muchos los tuiteros que han respondido al tuit de Julia Otero como merece. En este caso nos centramos en la acertada respuesta dada por la tuitera @lunagalla, recordando ese problema histórico de Italia, que Julia Otero pretende manipular para hacer su labor propagandística de Sánchez.


Lo de la imparcialidad de la mayoría del periodismo español deja mucho que desear. Sobre todo por el peso del periodismo “progre” en este país. Lo que pasa es que ese apoyo sería entendible si fuera solo por ideología. Pero cuando la ideología se riega con dinero público en forma de campañas publicitarias institucionales la cosa ya pierde todo su romanticismo.

Tuit @lunagalla (Twitter)