Puigdemont y Junqueras, en una foto de archivo

El ex vicepresidente y líder de ERC Oriol Junqueras ha evitado entrar en detalles sobre su relación con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en la entrevista que ha concedido a El matí de Catalunya Ràdio y ha mordido la lengua cuando se le preguntó si había tenido “contacto directo a través de cartas o de alguna llamada”.

Junqueras se ha limitado a contestar que “no es el momento de reproches” al considerar que “no toca y no quiero hacer ninguno”. “Suerte y aciertos a todos. Todo el mundo tiene sus motivos”, ha añadido Junqueras. Estas declaraciones llegan tres días después de que Puigdemont admitiera que sólo le había enviado dos cartas sin remitente y que desconocía si le habían llegado.

El líder de ERC ha pedido al nuevo presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, “respeto” y le ha advertido que “tendrá que elegir si quiere hacer cambios superficiales como Zapatero o ser un estadista”. “Es decir, puede arriesgar o puede quedarse en postureig progresista”, ha sentenciado.

Oriol Junqueras ha avisado de que no van a renunciar “nunca” a sus “objetivos democráticos”, pero ha defendido que “el mejor camino será siempre el más ancho, lo que permita sumar más gente”. “Y este camino no es necesariamente el más derecho ni tampoco el más estrecho”, ha argumentado.

Finalmente, ha lamentado que “estar recluido es duro pero lo peor es la familia, es tan injusto que se les castigue a ellos que no lo puedo aceptar”. “Ya no es venganza, es ensañamiento. Nos quieren castigar y lo hacen haciendo sufrir nuestro entorno, nuestros hijos, niños todavía”, ha denunciado.

Leer más