Iñaki López, La Sexta Noche
Iñaki López (La Sexta)

“La Sexta Noche”, el verdadero líder de la oposición del PP

Si hay una cadena de televisión que se pueda denominar “anti-PP”, esa es La Sexta. Si hay un programa dentro de esa cadena que se pueda denominar “podemita” y “anti-PP”, ese es el programa conducido por Iñaki López, “La Sexta Noche”.

Desde que está ese programa en antena ha sido el auténtico portavoz del podemismo, del socialismo y de los que podríamos llamar el “progrerío” español, cuya única ideología común es la persecución del Partido Popular. Su forma de tratar los temas, su posicionamiento claramente favorable a una ideología concreta así lo ha demostrado siempre.

Ven la paja en el ojo “pepero” y no ven la viga en el ojo “progre”

El tipo de información que se da desde “La Sexta Noche” es sectario y para nada moderado o ecuánime. Dan más categoría de noticia o escándalo al máster de Cristina Cifuentes que a los ERE de Andalucía, de los que ni siquiera hablan. Un medio manipulador ampliamente seguido por sus fieles espectadores de esos a los que la información solo les parece libre si les dicen lo que quieren oír.

Ese extremo de sectarismo informativo y manipulador lo acaba de demostrar López en su cuenta de Twitter. Solo bastaría leer ese comentario para darnos cuenta del tipo de personaje del que estamos hablando. Un “periodista” al servicio primero de su empresa y después de su ideología. Un “periodista” para vender y no para informar. Un simple vendedor de publicidad que solo busca agradar a su público fiel para venderles mejor un producto infumable.

Si el que da una rueda de prensa sin preguntas es el expresidente Rajoy, la cosa le parece fatal.

Comentario de Iñaki López cuando quien da la rueda de prensa sin preguntas es Rajoy (Twitter)

Si el que da la rueda de prensa sin preguntas es el nuevo presidente, Pedro Sánchez, el “fatal” se convierte en un “por comentar”.

Comentario de Iñaki López cuando quien da la rueda de prensa sin preguntas es Pedro Sánchez (Twitter)

¿Se puede ser más sectario? Sí. Estando también en su misma cadena, Ferreras, Évole, El Gran Wyoming o Ana Pastor, es evidente que todavía se puede ser más sectario. Pero no sé si tan descarado.