Fuente: Wikimedia Commons

Sor Carmen Blázquez es la religiosa adoratriz que colabora desde hace muchos años con la capellanía y pastoral penitenciaria de la carcel de Brieva, la cárcel de mujeres donde ha ingresado, en un ala aparte, Iñaki Urdangarín, esposo de la Infanta Cristina, condenado a una sentencia de 5 años y 10 meses.

Iñaki lo va a pasar muy mal, sin fe no podrá aguantar”, ha afirmado la religiosa, contundente, en una entrevista televisiva en “El programa de Ana Rosa“.

“La fe es el todo, si no tienes fe [estar encarcelado] es para desesperarse“, explica la religiosa, con años de experiencia.

“Nadie aguanta en la cárcel de Brieva sin fe. Si no tiene fe es imposible vivir allí, es imposible, a no ser que le dé a la mala vida, como muchas presas se dan, e incluso algunas se han suicidado”, ha avisado Sor Carmen.

“Yo te digo que un hombre ahí solo, con la vida de sociedad que llevaba, ahí solo de día y de noche y a todas horas…”, apunta con seriedad.

sor_carmen_brieva

Sor Carmen en los corredores de Brieva, en un reportaje de 2009

Urdangarín expresó su deseo de asistir a misa, pero hay razones logísticas que lo dificultarían.

No creo que le permitan ir a misa porque tendrían que darle acceso al módulo de mujeres y eso es muy difícil”, asegura la religiosa, aunque ha matizado que “si lo solicita, puede pasar el capellán a verle”.

Medios cercanos a la prisión difundieron en la prensa que Urdangarín ha traíod a prisión un rosario y una imagen de la Virgen Blanca, patrona de Vitoria.

Lo que sor Carmen dice a los presos

Si Urdangarín presenta una instancia reclamando visitas de pastoral pentenciaria, el capellán, otros voluntarios o Sor Carmen le pueden visitar. La religiosa le diría lo que a otros presos: “tranquilo, has tenido un desliz, estás aquí como podría estar yo, Dios está por encima de todo. Estar aquí no es eterno, esto se va a acabar.

La religiosa, que lleva 25 años visitando a internas en este centro penitenciario, afirma que Brieva “es una cárcel muy tranquila, y en la parte que está (Urdangarín) es la más tranquila. Él está bien, es muy vitalista con los funcionarios y los trata con mucho respeto. Es muy educado”.

La religiosa ha explicado algunos detalles del día a día del preso: que él mismo tiene que limpiar su celda y su baño y que “el primer día comió un plato de judías de color”, lo mismo que las internas.

Ha confirmado el aislamiento al que se encuentra sometido, por su propia elección, Iñaki Urdangarin. Cuando eligió la prisión sabía que elegía aislamiento. “Él está en una parte muy tranquila, donde solo se oyen los pajaritos”. Tiene una hora de patio para que pasee o corra, y puede pedir acceso a patio deportivo a horas en que no haya otras internas.



¿Qué dicen otras internas del nuevo compañero, al que no ven? “Le han recibido bien, le pueden insultar, pero a sus oídos no llega”, explica la religiosa. Y asegura: “En la cárcel de Brieva no hay privilegios para nadie”.

En 2009 Sor Carmen explicaba a la TV de Castilla y León cómo es la vida cotidiana en la prisión de Brieva

Leer más