gobierno
Todos los españoles estamos ya cansados del Sánchez y su gobierno que en una semana están rompiendo el país, están dando vía libre de gastos a Cataluña, están dando vía libre a las embajada de Cataluña, están fomentando la inmigración, están facilitando la entrada de inmigrantes a Ceuta y Melilla.
Un Sánchez mentiroso de su curriculum vitae un Máster del IESE que no lo hizo -mentira -, a igual que la Cienfuentes, Jefe de gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas durante la guerra en Bosnia en 1999 -mentira -. Un hombre que se dedica a dar palos al agua. De modo que elige de Ministros a gente que defrauda y que prevarica, ejs., Huerta y Planas, y los que te bailaré morena: Hacienda. Sanidad. Territorial. Defensa, Interior, Educación, que no crea empleo, que no sube las pensiones, que quiere quitarles a los padres el derecho a la Educación de sus hijos, y sin embargo favorece la inmigración -con el coste que significa – y se olvida de los españoles pobres de solemnidad.
En Defensa tenemos a una Ministra que quita niña y permíte la comercialización de adopción. Y ahora se presenta aguerrida y marcial en revista a la tropa con la barbilla bajada, hombros hacia adelante y pecho gacho, que el enemigo sólo al verla se reirá de ella. En la vida hay que serlo y parecerlo.
El de Interior, da pena ver su imagen que inspira compasión,  pero que como abuso/prevaricación de juez impidió los derechos de los consumidores a reclamarlos; y ahora que hay que quitar la concertina -alambre de cuchillas- en frontera española de Ceuta y Melilla, que puso Zapatero.
Es un gobierno de mentirosos y de corruptos. Con la mentira no se llega a ninguna parte sino a la ruina. Y sólo ha bastado una semana para conocerse su naturaleza,  que se mueven por los sentimientos y no con la razón, la verdad y justicia. Son personas “mediocres” que no cumplen lo que predican cómo en Podemos,  que hablan y la siguiente palabra se contradicen o con los hechos, por mucho que vociferen o eleven la voz.
Que imagen de Gobierno más penosa.

Jauría, jauría