El daño de la feminazi ideología de género
Momento del vídeo en el que la chica está golpeando al chico (Twitter)

Sucedió en la celebración de la noche de San Juan en La Coruña

Los hechos sucedieron en la celebración de la pasada noche de San Juan, tal y como indica el tuitero @Stopfalsasdenun, que compartió el vídeo en Twitter. Una chica joven persigue a un chico también joven al que amenaza y golpea en múltiples ocasiones. El joven actúa con una gran paciencia y sobre todo de una forma muy inteligente, tal y como están las cosas en España para los hombres. No se defiende, se va de un lado a otro intentando no seguir siendo golpeado. La “valiente” macarra solo para de golpear su víctima indefensa cuando una chica la separa y se la lleva a otro lugar.


La chica actúa de una forma arrogante y envalentonada. Esa forma en la que actúan los acosadores y maltratadores que saben que su víctima no se va a defender en ningún momento y que ella llevará siempre las de ganar.

La indefensión de los hombres

Vídeos como estos demuestran un hecho palpable en España para quien lo quiera ver, con la feminazi ideología de género los hombres estamos completamente indefensos en España. No tenemos nada que hacer, si a este chico se le hubiera ocurrido defenderse, probablemente se le habría caído el pelo y habría pasado una noche en un calabozo.

Si queremos igualdad, y todos la queremos, debe ser una igualdad real. Esa en la que le Ley trate al hombre y a la mujer por igual. Una ley que no permita agresiones de hombres a mujeres, pero que tampoco permita que las agresiones sean de las mujeres hacia los hombres. Una ley que no considere al hombre culpable de entrada por una simple denuncia que en muchos casos puede ser falsa.

La violencia en el ámbito familiar, que no machista, existe. De los hombres hacia las mujeres, de las mujeres hacia los hombres, de las mujeres y los hombres hacia los niños y ancianos, claro que existe. Pero lo que es inconcebible, lo que no puede ser es que haya una ley que vulnere incluso la propia Constitución. Si todos los españoles somos iguales ante la ley, no puede ser que exista una ley en la que el hombre sea considerado culpable de entrada.

El propio ministro que se inventó esta ley, López Aguilar, fue víctima de su propia ley en su momento. Fue denunciado por su ex-mujer y según su versión se trataba de una denuncia falsa. Fue él uno de los primeros en sufrir las consecuencias de una ley injusta. Hagamos leyes justas que nos proteja a todos los españoles. Pero hagamos leyes que nos protejan a todos por igual, tal y como dice la Constitución. Y como es lógico…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL