Arnaldo Otegui, tuit,
Arnaldo Otegui

La indecencia de un terrorista

Si ya es indecente y asqueroso que un terrorista etarra haya matado o secuestrado y los familiares de sus víctimas le tengan que ver en libertad a los cuatro días, resulta repugnante ver lo hipócritas que son, pasados los años, como si nunca hubieran roto un plato.

Arnaldo Otegui, al que el innombrable Zapatero llamó “hombre de paz”, es la evidencia de esa hipocresía que repugna a cualquiera que lo lea. A los miembros de “La Manada” se les ha concedido la libertad provisional bajo fianza. Otegui, el terrorista, nada de hombre de paz, ha dado su hipócrita opinión en Twitter con motivo de dicha puesta en libertad.


¿Su pueblo? ¿Cuál es su pueblo? ¿Ese al que la banda terrorista a la que ha pertenecido ha masacrado? ¿Ese pueblo del que había mucha gente que tenía que huir por estar amenazada por sus colegas? ¿Y qué mujeres? ¿Esas a las que ETA ha matado, torturado o secuestrado siendo ancianas, mujeres e incluso niñas? ¿Se puede ser más asqueroso?

Lo que tenemos que aguantar

Lo que tenemos que aguantar los españoles en los últimos tiempos ya no tiene nombre. Que tengamos que escuchar o que leer a basura humana como Otegui decir estas cosas es surrealista. Que tengamos que aguantar a un tipo que ha aplaudido y reído las atrocidades cometidas por sus camaradas, es vomitivo.

Que gente como Otegui, que no debería pisar nunca la calle, nos quiera dar ahora lecciones de humanidad es lo que nos faltaba. Que este cobarde que ha jaleado terribles asesinatos nos venga a dar dogmas ahora es lo que nos faltaba por ver. Y lo peor, que ya no haya partidos políticos que pongan a esta escoria en su sitio es una auténtica tragedia para todos los españoles. No nos merecemos ni a esta basura, ni a los políticos que les protegen.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL