candidatos
Unas primarias que hay más de 800.000 afilados al partido popular,  según dicen los políticos peperos,  a la hora de organizar unas primarias sólo hay 62.000 afiliados inscritos que pagan su cuota de afiliación. Así, en unas primarias sale elegido un candidato por una votación cómo máximo del 7,6 de los que presumen que son los afiliados, si un candidato se lleva todos los votos de todos los pagadores, tiene sólo ese porcentaje de los que dicen que son afiliados.
Hay seis candidatos, tres montados en el poder: Cospedal,  Sáenz Santamaría y Casado, y tres que tienen menos poder: García Margallo, García Hernández y Céspedes, estos dos últimos desconocidos popularmente pero tienen sus apoyos.
Santamaría, abogada del Estado, defiende lo suyo,  figurar y que se haga lo que ella dice, y le importa España pero poco a poco, cómo en la aplicación del 155 de la Constitución.
Cospedal, abogada del Estado, es más PP que gobernante y quiere una España de siempre con aplicación del 155 de la Constitución cuanto antes.
Casado, licenciado en Derecho que en un año hizo la mitad de la carrera, sofocoso, integrador, españolista. Del PP desde su juventud, admite a todos sean LGTBI o no.
García Margallo, ya entrado en edad, exministro, y fué de UCD y crítico con Sáenz de Santamaria.
García Hernández,  diplomático de carrera, y católico practicante,  a este le votarían los católicos que se han ido del PP, quizás esos 740.000 que no pagan su afiliación. De formación en ESADE.
Céspedes, ingeniero y formación en ESADE, hipercritico con Rajoy, por entregar España a un advenedizo y don nadie.
En fin. Un panorama desolador,  estoy seguro que si dejarán votar a esos afiliados que no pagan,  ganaría las primarias y la segunda vuelta García Hernández.

Recuerdos de San Josemaría