Belén Esteban quiere que haya elecciones
Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban

En el último programa de Sábado Deluxe

Desde que se produjo la moción de censura contra Mariano Rajoy, Jorge Javier Vázquez está como en un estado de éxtasis que provocó que el pasado jueves llegara a teñirse hasta el pelo. Aprovecha cualquier momento para sacar el tema del cambio de gobierno, aunque no tenga nada que ver con el tema tratado en ese momento. Ayer hizo lo mismo con Belén Esteban en el programa “Sábado Deluxe“.

Al hilo de un vídeo relacionado con una reciente entrevista a Jesulín de Ubrique, el presentador preguntó a Belén Esteban acerca de su opinión sobre el cambio de gobierno. Esteban aseguró que ella no estaba “de acuerdo con Rajoy, pero quiero elecciones y que la gente vote“. A lo que Vázquez contestó recriminándole que eso era “muy de Ciudadanos“.

Belén Esteban prosiguió con su respuesta al presentador “¿por qué tiene que ser Pedro Sánchez? Yo quiero que vote la gente“, a lo que María Patiño respondió que eso era “ser plural“. Y ante la afirmación de que eso era “muy de Ciudadanos” le recordó que ella llevaba muchos años votando y que había votado a mucha gente, “en su momento voté a Rajoy pero ahora no lo haría“.

Vázquez, evidentemente molesto por la respuesta de Belén Esteban afirmó que “esto es la democracia, ellos son los que nos representan y han decidido unir sus fuerzas. Estas son las reglas de juego, luego ya veremos“.

El propagandista Jorge Javier Vázquez

Parece que a Jorge Javier Vázquez le resulta especialmente molesto que algún colaborador suyo discrepe con él y sus ideas políticas. Resulta un tanto chocante sus reacciones ante la discrepancia política y que después llegue a afirmar, como hizo ayer, que “él se alegraba especialmente por sus compañeros de TVE“, ante el “sufrimiento” que estos habrían padecido por la manipulación informativa a la que, en teoría, les habría sometido el gobierno del PP. Algo que él hace habitualmente en su programa.

Jorge Javier Vázquez habla por teléfono con Pedro Sánchez

A él parece resultarle especialmente molesto que sus colaboradores tengan ideas propias y que no encajen con las suyas. Eso es algo que lleva fatal y que evidenció en esa conversación con Belén Esteban, aunque lo hiciera con una falsa sonrisa. Critica mucho la manipulación sufrida, según él, en TVE, pero lo que es evidente es que a él la discrepancia política le sienta fatal.

No es de ser muy de Ciudadanos ni de nada pedir unas elecciones. Lo que no tiene ni pies ni cabeza que un el líder de un partido político con 84 diputados se alce con la presidencia del gobierno apoyado en golpistas y proetarras. Podrá ser todo lo democrático que quiera, pero no es lógico. Aunque eso es algo que él vea bien solo cuando el beneficiado es alguien con quien simpatiza. Me pregunto qué habría dicho si alguien del PP hubiera hecho lo que ha hecho su amado Sánchez.