Soldados escuchando el Himno de España, en un cuartel

El Himno constituye uno de los símbolos de una nación, al igual que la Bandera. Por lo tanto, guste o no, se merece el mejor de los tratamientos y el máximo respeto. El uso del Himno Nacional es algo imprescindible si hablamos de tema de protocolo, al margen de su aspecto normativo.

Así se vive el Himno Nacional, en el Mundial de Rusia, en un Cuartel del Ejército:

Poseemos uno de los himnos nacionales más antiguos de toda Europa: su origen se encuentra en un toque militar sin autor conocido, la Marcha Granadera, que ya aparece en el Libro de Ordenanza de los toques militares de la Infantería Española de 1761. Dicen que el autor es desconocido, aunque existen las teorías de que la escribió Manuel de Espinosa e incluso el melómano Federico II de Prusia.

En el siglo XVIII, los granaderos eran los futbolistas de ahora, los héroes del momento. Hombres profesionales, pertenecientes al cuerpo de élite del ejército, que lanzaban a brazo bombas redondas llenas de explosivos ante la infantería enemiga, para abrir brecha en su ataque. Tenían tal prestigo que su marcha era conocida por todos los españoles.

El Rey Carlos III la declaró en 1770 Marcha de Honor, pero gustaba tanto al pueblo que fue erigida pronto como “Marcha Real”, nombre acuñado popularmente, porque se interpretaba en todos los actos a los que acudían los monarcas.

En 1870, el General Prim convocó un concurso para crear un Himno Nacional. El premio quedó desierto, ya que ninguno de los tonos presentados tuvo mejor acogida que la “Marcha Granadera”, ya con gran calado entre los ciudadanos.

Así, treinta años después, aparece  la Real Orden Circular de 27 de agosto de 1908en la que se dispone que las bandas militares ejecuten la denominada Marcha Real Española y la Llamada de Infantes, estipulada por el Maestro Bartolomé Pérez Casas, el Músico Mayor del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos.

Hay que esperar hasta 1997, con el Real Decreto 1543/ 1997 para que el Estado adquiera los derechos de explotación del Himno, que seguían perteneciendo a los herederos del maestro Pérez Casas.

La letra del Himno

La Marcha Real no tiene letra oficial (cosa que nos ha acarreado vergonzosos episodios como cuando la selección de waterpolo tuvo que interpretar a capela el “chunda chunda” en 2001). ¡Acababan de ganar el oro en un Mundial!

José María Pemán, quien escribió esta letra en 1928 por encargo de Miguel Primo de Rivera y que nunca tuvo carácter oficial. Para más inri, a partir del minuto 2:02, se puede oir la versión que Pemán introdujo antes de la Guerra Civil en el que cambió el verso “alzad la frente” por el “alzad los brazos” y los “yunques y las ruedas” por “los yugos y las flechas”, adaptándolo al régimen nacido tras el fin de la contienda. 



              ¡Viva España!             
alzad la frente
hijos del pueblo español
que vuelve a resurgir.
 
Gloria a la Patria
que supo seguir
sobre el azul del mar
el caminar del sol.
 
Triunfa España
los yunques y las ruedas
canten al compás
un nuevo himno de fe.
 
Juntos con ellos
cantemos de pié
la vida nueva y fuerte
de trabajo y paz.