Una periodista
Momento de la rueda de prensa de Irene Montero (Twitter)

A vueltas con la “dacha” de 600.000 euros

A la parejita Iglesias Montero, los dardos que antes lanzaban contra todos se les están volviendo en su contra. Atacar, como hacían y hacen, porque se compren una casa, un coche o porque cada uno invierta su dinero donde quiera, les está jugando ahora una mala pasada. Es lo que tiene ser los reyes de las contradicciones.

Atendía Montero a los periodistas en el Congreso de los Diputados y se hablaba de su última adquisición, la “dacha” de 600.000 euros. Montero, cómo no, justificaba su compra y justificaba también las críticas que Pablo Iglesias había vertido contra Luis de Guindos por hacer exactamente lo mismo.

Su justificación se basaba en que Luis de Guindos compraba para especular, según ella, y ellos compraban para vivir. Es decir, ni corta ni perezosa volvía a hacer el mismo ejercicio demagógico de siempre. Ellos son perfectos y buenos, los demás haciendo lo mismo que ellos, son malos malísimos.

La pregunta de la periodista no se hizo esperar: “¿Por qué saben que de Guindos compró para especular y ustedes para vivir?” La cara de Montero era todo un poema, se quedó desencajada.


Cabalgando en contradicciones

La facilidad con la que los podemitas justifican sus contradicciones dejan pasmados a cualquiera. Pero lo que más pasmados nos deja todavía es la facilidad con la que sus seguidores justifican las contradicciones de sus “amados líderes”. Y lo peor de todo, no pasa nada.

Ahí siguen estos descarados haciendo gala de lo que no son, pero dicen ser. Ahí siguen sus más fieles alienados justificando lo injustificable. Y lo peor de todo es que cuando estos “nuevos ricos” pidan ayuda económica a sus fieles para cualquier cosa la conseguirán. Hay que ser muy tonto.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL