Los niños, hacen todo tipo de barbaridades cuyos excesos, si no se les ataja a tiempo nos llevaremos sorpresas de incalculables atrocidades, donde los quebraderos de cabeza nos pueden dejar fuera de combate. Hay que corregirlos a tiempo de lo contrario se mearán  encima nuestro.

No sé cuánto tiempo estarán los inquilinos del Prócer ejerciendo, aunque a pesar de todo han empezado otro vez  a hacer pis,  no encima del Gobierno, sino de todos los españoles viendo la mediocridad  y generosas exhibiciones  con una bonhomía que arrastran por los suelos. Las palabras de Rajoy, “seguiremos vigilando”, me deja alucinado ¿no bastan las palabras llenas de resentimiento y de un odio enorme a todo lo español? su discurso lleno de una deslealtad que no tiene ninguna duda en las palabras pronunciadas el día de su investidura.

¿Para qué ha servido el 155? Torra ha dejado claro que no está dispuesto a cumplir la ley. La situación de los independentistas han sabido examinar  hasta qué punto podían llevar a aplicar este artículo de la Constitución, sabiendo controlar los tiempos de esa suspensión  a medias de este “numerito”  que en su generosidad ha sido abordado por el Gobierno. Ahora parece ser  que el señor del NO, cuando se empezó la llegada del 155 a Cataluña, dejó claro que no se interviniese T3 amigos y compañeros de viaje del separatismo en esa provincia catalana. Hay que ser mediocre, conociendo el verbo mentiroso de estos tramposos: Rajoy dice que acepta hablar con Torra “siempre dentro de la ley” ¿Qué ley Señor Presidente de la nación española?

Señor Rajoy, me han defraudado sus silencios, dejando a estos sediciosos huidos   por la ley hablar inexactitudes y grosería, dejando a España en el extranjero como perdonas vidas de todos los españoles. No sé si será por ley Constitucional que un Presidente de una Autonomía puede llevar en su equipo a dos fugados de la justicia y a dos encarcelados entre otras cosas. Nada de todo esto me parece serio ni juicioso a no ser que, la Constitución lo ratifique, pero en todo caso me parece una tomadura de pelo.

Señor Rajoy, en cuanto habla el Gobierno, el de todos los españoles calificando de “provocación “  los nombramientos del nuevo Govern, me deja como si fuese tonto, y encima usted quiere hablar con estos… ya no sé cómo calificarlos. Estaríamos buenos si ahora tuviéramos que pedirles perdón  a estos independentistas.