Alicia Rubio

Hace no mucho más de un año, los lunes y martes, 16 y 17 de enero de 2017, la profesora Alicia V. Rubio intentaba presentar en Cáceres y Badajoz su libro Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres.

Quienes forman parte del lobby feminista de “género” de Extremadura: el Partido Socialista Obrero Español, “Podemos” y los sindicatos que dicen ser “de clase”, incluyendo al sindicato anarcosindicalista CNT, hicieron todo lo posible por boicotear los actos de presentación del libro (con el silencio cómplice y la inacción del PP y Ciudadanos) Con tal objetivo promovieron campañas de acoso, “escracharon” a todo quisqui con la intención de que intervinieran las autoridades y lo impidieran mediante los medios a su alcance; y más aún, añadían en sus campañas diversas que su mayor deseo es que se haga callar a Alicia Rubio y no pueda acceder a ninguna tribuna en ningún lugar de España; como ya ha ocurrido en otros lugares en los que se ha presentado el libro desde que fue publicado. Hasta tal extremo llegó la manada, la jauría fascista de género que, los máximos representantes del lobby, Podemos, promovieron una iniciativa en el Ayuntamiento de San Fernando, Cádiz, para que se declarara a Alicia Rubio persona no grata y se emprendieran todas las acciones posibles para hacerla callar…

Pocas semanas antes de la visita de Alicia Rubio a Badajoz y Cáceres, le tocó el turno al Magistrado del Tribunal Supremo, Antonio Salas, por tener la valentía de decir lo que muchos piensan y apenas nadie se atreve a decir, acerca de la denominada “violencia de género” o “violencia machista” y las terribles consecuencias que se derivan de la aplicación de la LVIOGEN, ley de “violencia de género” de 28 de diciembre de 2004 –día de los Santos Inocentes-…  El linchamiento, las vejaciones, los insultos, las calumnias, las coacciones, las amenazas, el acoso al que fue sometido, fue de tal magnitud que a pocos les quedarán ganas de abrir la boca, ante la completa impunidad de la que goza el lobby feminista. Aunque, los últimos acontecimientos sucedidos en España, demuestran que, afortunadamente, sigue habiendo jueces honrados e independiente que someten sus decisiones al imperio de la ley, y dictan sentencias acordes con la Constitución y las leyes, aunque se lancen contra ellos, en manada, las jaurías femi-nazi-estalinistas degeneradas.

Alicia V. Rubio sigue siendo la enemiga pública número uno del lesbofeminismo y el homosexualismo políticos desde que publicó su libro, Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres, por no callarse, por ejercer su derecho a disentir de la “verdad oficial”. Del año y medio largo que ha transcurrido desde que se editó su libro, ha sufrido las iras, la inquina, la violencia, el acoso de los mismos que violentaron al Juez Antonio Salas, llegando al extremo de acusarla, violentarla en su lugar de trabajo, en el instituto de secundaria donde ejerce como profesora. El “delito” que ha cometido ha sido el de escribir un libro en el que disiente de la verdad oficial respecto de las relaciones entre las mujeres y los hombres.

Quienes pretenden hacer callar a Alicia Rubio son los mismos que se dedican a repartir carnet de “demócratas”, y cosas por el estilo, y etiquetan de forma despectiva a quienes con ellos disienten; estamos hablando de quienes se erigen en los adalides, defensores de la libre expresión, de la “igualdad”, del progreso y de multitud de palabras vacías con las que se les llena la boca.

La campaña de acoso contra Alicia Rubio ha sido brutal, hasta tal extremo de que han logrado atemorizar a los equipos directivos de las diversas tribunas y foros a los que Alicia ha sido invitada a conferenciar.

No contentos con sus “victorias”, de las cuales se jactan y pavonean sin pudor, tal como haría un mafioso, públicamente en las redes sociales y en todos lados, continúan llamando al boicot allí donde Alicia Rubio es invitada a disertar sobre la Tiranía de la Ideología de Género. Es realmente increíble la impunidad de la que goza esta gentuza, que no se priva de actuar de forma gangsteril, de forma criminal, recurriendo a todo tipo de violencia –en este caso sobre una mujer, no se olvide- como también llama poderosamente la atención el silencio cómplice del Partido Popular y Ciudadanos. También llama la atención que esta gente mafiosa defienda el “derecho a la libre expresión” de gente terrorista, como es el caso de Arnaldo Otegui, a la vez que trata de impedir de forma violenta toda discrepancia con sus ideas, opiniones y forma de actuación.

A todos ellos – por supuesto a la gente de buena  voluntad-, les recomendamos que acudan de forma pacífica a la conferencia que organiza Vox-Badajoz, y que impartirá Alicia Rubio con el título de “La Tiranía de la Ideología de Género”, el próximo viernes,18 de mayo, a las 20 horas, en el Hotel Center, de Badajoz, y que escuchen, respetuosamente, con atención, que abran sus mentes, e incluso que antes de acudir lean el libro de Alicia V. Rubio, y después que debatan, que confronten ideas (si es que poseen algunas) en lugar de recurrir a la coacción, a amedrentar, a la violencia… Y por supuesto, si no son capaces de portarse respetuosamente, de forma pacífica, les recomendamos que no acudan, que nos dejen en paz.

Y ya para terminar, permítanme una pregunta: ¿Cómo tienen la osadía de opinar, “reflexionar” acerca de un libro que ninguno de ustedes ha leído? La ignorancia es muy atrevida y peligrosa, suele ir de la mano de la arrogancia, es la antesala del miedo, del odio y de la violencia… y generalmente conduce a decir sandeces.

 

 

 

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL