Kichi ordena caza y captura de miebros de Hazte Oír
Jose María González, Kichi

Libertad de expresión solo para ellos

Los podemitas, esos comunistas que se quejan tanto de leyes mordaza y de poder ejercer su libertad de expresión, aplican a todo el mundo a su alrededor una ley que les va que ni pintada, la del embudo. Por supuesto con la parte ancha para ellos y la estrecha para los demás.

Hace unos meses, cuando salió a las calles el famoso autobús de Hazte Oír, fueron muchos los altercados que provocaron desde Podemos contra este autobús. Pero fue especialmente grave lo sucedido en Asturias donde un destacado líder local de la formación podemita, Daniel Ripa, se pasó de revoluciones y ahora ha sido demandado por Hazte Oír y se enfrenta a 14 años de prisión.

Ripa, montó una emboscada al famoso autobús con unos conpinches y los miembros de Hazte Oír tuvieron que ser escoltados después por la policía.

Los podemitas lanzando a sus “manadas”

Como los podemitas solo tienen derechos y no tienen ningúin tipo de obligación, no pueden soportar que Ripa sea imputado por este acto. Habría que haberles visto si les hacen algo así a ellos. La decisión que han tomado en Podemos es la habitual en estos casos en el podemismo, desenterrar el hacha de guerra y mandar a sus manadas contra Hazte Oír.

Pero más grave es, si cabe, lo del alcalde podemita de Cádiz

Hazte Oír organizaba unas charlas el pasado 3 de Mayo en Cádiz. Ciertos medios de la ciudad y su alcalde, se ocuparon de calentar el ambiente contra esas charlas, en lugar de permitir su libertad de expresión y no aplicarles esas leyes mordaza de la que tanto se quejan ellos. Así se ocupó “Kichi” de movilizar a sus manadas contra los miembros de Hazte Oír.


Claro, después pasa lo que pasa, que sus manadas solo tienen lo justito de cerebro para cumplir lo que su “amado líder les ordene. Las consecuencias fueron agresiones contra miembros de Hazte Oír.

Y como cobarde rastrero de los que tiran la piedra y esconden la mano, Kichi se desmarcó de las agresiones que él mismo provocó a su manera, no sin antes continuar con su mensaje acosador y sectario hacia los miembros de Hazte Oír.


Si Kichi trabajara al menos un 1% del tiempo que dedica a decir tonterías y a vaguear, es posible que consiguiera hacer al menos una cosa buena por su ciudad. Como es vago y comunista hasta aburrir, hace lo único que sabe: mandar a sus “hordas” contra los que no piensan como él. Vergüenza de alcalde provocador.