Puigdemont y Torra
Imagen: Twitter.
Quim Torra, sólo quiere el enfrentamiento a la Constitución, a través de decisiones y acciones políticas contra la legalidad. COmo no acatar en su toma de posesión a la Constitución y a la Jefatura del Estado, riéndose jacobinamente, a continuación consulta de antiguos Consellers del Puigdemont -un titiritero huido de la Justicia-, que están en la cárcel presos y a los fugados. De ellos aceptan lo que menos  inteligencia tienen, fácilmente manipulables: Rull, Turull,  Comín,.. -títeres.
Buscan el enfrentamiento con la Justicia del Tribunal Supremo, que tienen a estos individuos en procedimiento judicial por quebrar las leyes Constitucionales. Que paciencia infinita tenemos los españoles con estos elementos sinsentido.
Quim Torra, por sus escritos, es un hombre analfabeto, un currículo deplorable, y de poca inteligencia “por” sus escritos xenófobos, fascistas y de supremacista.
En tv24 entrevista, ayer, Víctor Arriba al diputado del Parlamento Español por JxCat y periodista Bel de una sonrisa permanente, cínica y supremacista, parecía creerse superior a los periodistas que le entrevistaban, que él sólo tenía la razón, no escuchaba a los periodista,  se enrrolaba en sus argumentos supremacista y no admitía, que el jefe de gobierno Rajoy quiera el diálogo, cuando no deja de invitarles día si, día también, al diálogo dentro de la ley,  y estos supremacistas dicen que quiere conversación pero sin condiciones. Jajaja.
¡Pero xenófobos supremacistas!, cómo que queréis diálogo fuera de la ley, ¿es que sufríis de colonoscopia mental?,¡Que os creéis que sois!. Eso, gente supremacistas mental y xenófobos, que habéis mamado siempre de España. Que desmadre de entendimiento tenéis.
Somos más de 45 millones entre españoles que queremos la integridad territorial de España, frente a 1.9 millones de independetistas, que entre vosotros deben de haber alguno inteligente, que admitirá los votos de democracia, cómo en la región de vascongadas, propios sólo de sentimientos emocionales. Es vivir de una ilusión irrealizable, que entiendo comprensible, son románticos sin más. Democráticamente estáis perdidos.
Iros de España a Bélgica,  Suiza. Alemania,… Mejor a la antípoda,  a la Oceanía. ¡Que nos dejéis tranquilos!, se ven tan ensoberbidos que se creen que van a ganar el enfrentamiento nacional e internacional, que buscan.