Imagen de una ordenación sacerdotal -Fuente: Flickr
Son personas que han trabajado en la vida civil como profesionales de  profesiones distintas durante años: médicos, arquitectos,  ingenieros, medios de comunicación, profesores…
Estos 31 trabajadores, son de 15 países del mundo y de cuatro continentes, menos Australia.
Simultáneamente a su trabajo han estudiado filosofía y teología, y en su tiempo decidieron hacerse sacerdotes, que fueron ayer, sábado 5 de mayo de 2018, ordenados en Roma por el Cardenal O’Shara, que les dijo que “eran amigos de Dios”,  y que eran intermediarios entre Dios y los hombres.
Es una réplica anual, de la ordenación de hombres civiles, que vivieron con plena sastifación su trabajo y relaciones sociales, en hombres sacerdotes para servir a los demás por una llamada o vocación de Dios a su servicio,  y que renuncian a su trabajo civil y laico durante tantos años, por el servicio eclesiástico y clerical.
Todos ellos son miembros numerarios del Opus Dei, institución eclesiástica de la Iglesia: Prelatura personal.
Estas noticias parecen no ser noticias en los medios de comunicación, pero sí son noticias la violencia de género, la malversación,  las guerras, etc… Es decir, son más noticias del mal que del bien.
Necesitamos respirar buen aire con noticias buenas, que hacen el bien. Que noticias malas que hacen el mal.