Cristina, quédate
Cristina Cifuentes

Aquello de dimitir —verbo transitivo excesivamente extendido en la política— ya no se trata de dejar un cargo por discrepancias o que no está de acuerdo con las personas que le eligieron, aquí en este caso de la señora Cristina Cifuentes cuyo Master otorgado por la Universidad Rey Juan Carlos se le ha  puesto en censura a la presidenta madrileña, —digo presidenta en el momento  que escribo estas líneas— por la entrega de ese magister o grado académico. No voy a entrar en el desafío que tienen los rectores, profesores inclusive y por la oposición del resto de los políticos de la junta madrileña. Por lo que se habla y se tiene noticias, esta señora, desde que se empezó a discrepar sobre este, al parecer engañoso master, por cierto muy parecido al de la estampita, se ve raro que las peripecias no le han salido bien.

Debo decir y lo reconozco que esta señora ha sido para mí un ejemplo de trabajo honesto, donde ha brillado con un  talante generoso  y de fiel servidora a la Comunidad de Madrid. Dicho todo esto, no me quita que cuando uno ha dado un paso, aunque haya sido —nada claro la obtención de dicho “diploma”— un poco extravagante  y si se me apura, ridícula toda la puesta en escena de los dos bandos encontrados. Ahora no hay motivos para decir “tú más”, ahora es el momento de decir, “hasta luego, Lucas” en política hay que tener la valentía de decir hasta aquí he llegado. No mire a su alrededor, sabemos que todos los partidos tienen “cositas” de enjundia y de naturaleza mucho más grave. Si dimite le hará muy bien a su partido y a España. Posiblemente su dimisión les haga a estos otros tramposos y estafadores  mirarse en su espejo.

Ejemplos los tenemos todos en mente, pero hay uno que a mí como cordobés y andaluz me deja absorto en mis propios pensamientos toda vez que, tenemos delante y por los años que lleva la Junta de Andalucía con su entramado ERE y muchísimos más que está en boca de todos y que no  se haya puesto la palabra dimisión, aquí hay un doble rasero fácil de comprender. Esto es lo que hay y lo que te rondaré morena, en este caso rubia.

Aunque aquí hay gato encerrado, su dimisión en cierto modo sería un saneamiento en la vida política e incluso en su partido  y de paso para que espabile el Ministerio de Educación y Cultura de poner en solfa para que esto no ocurra más. Si aquí hay falsedad documental, sea de quien sea, debe tener una pronta firmeza  en el castigo, aunque a decir verdad me supongo que Vd. sería la primera. Aquí la doble vara de evaluar los casos anunciados raya en la ridiculez y rasero en medir este acontecimiento con los demás, es más nunca ha habido una parcialidad en la prensa como en la tele que, aunque digo que debe dimitir, España está ante todo, Rajoy debe solucionar cuanto antes este desagradable asunto.

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter

También te puede interesar…

Buscar empleo en Curralia

Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros

Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios

Temas Curiosos

Cómo, qué, por qué, para qué…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.