Vergonzoso comunicado de los obispos vascos
Obispos vascos

Los obispos vascos han emitido un comunicado tras el comunicado emitido por ETA

Ha sido un comunicado emitido por las diócesis de Pamplona, Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Bayona. En ese comunicado, los obispos vascos «después de 60 años de historia de muerte y sufrimiento», desean que «el saludo bíblico de ‘Paz a vosotros‘ se enraíce en nuestra tierra para siempre».

Piden perdón además porque «muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea de ser instrumento de paz y justicia. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones… por las que pedimos sinceramente perdón».

Pero lo curioso es que después de pedir perdón por sus complicidades continúan con otra complicidad más proponiendo medidas concretas como que se atiendan «las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias». Y prosiguen pidiendo «que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas».

Harto del vergonzoso comportamiento de la Iglesias tanto con ETA como con el separatismo

Somos muchos, creyentes o no, los que le hemos dado la espalda a la Iglesia por muchos motivos. Recientemente hemos vivido el vergonzoso comportamiento de la Iglesias catalana con el proceso separatista y el silencio cómplice de la Conferencia Episcopal ante ese comportamiento. El apoyo que ha dado la Iglesia vasca a ETA ha sido también evidente para todos y vergonzoso, pero ya solo nos quedaba por ver este vergonzoso comunicado de la Iglesia vasca tras el no menos vergonzoso comunicado de ETA.

Están pidiendo perdón por sus complicidades con ETA por un lado, mientras por el otro, y en el mismo comunicado, hacen suyas las peticiones de los etarras, como lo es el acercamiento de los presos a las cárceles vascas. Somos muchos los españoles que ni creemos en la sinceridad de ETA ni estamos dispuestos a perdonarlos.

Son muchos ya los años de sufrimiento y muerte que esa basura terrorista ha causado. Su continuo intento de equiparación con las víctimas apesta y muchos, ni olvidamos, ni perdonamos. Pero lo mismo nos pasa con la Iglesia vasca. No se puede entender que desde la Iglesia exista y haya existido siempre esa complicidad con el terrorismo. El comunicado de los obispos vascos demuestra que siguen igual y apesta de la misma forma que el comunicado de los etarras.