Gobierno de Rajoy
Mariano Rajoy (diariorc.com)

Las palabras del Rafel Catalá

Las palabras que ha pronunciado hoy mismo Rafael Catalá sobre uno de los jueces del ya famoso juicio de “La Manada”, Ricardo González, son para dejar perplejo a cualquiera. Que todo un ministro de Justicia diga de un juez que “todos saben que tiene algún problema singular”, por una decisión que este ha tomado, son de las cosas más graves que han sucedido últimamente en España. Y mira que ya llevamos unas cuantas.

Son más que habituales las graves meteduras de pata de los ministros de Rajoy en los últimos tiempos. Ni a propósito se puede hacer tan mal ni demostrar una incapacidad tan preocupante en sus afirmaciones y en sus declaraciones. Todos recordamos, por ser las más recientes, las pronunciadas por Montoro en relación a la financiación del golpe de estado que se ha producido recientemente en Cataluña.

Pero podríamos recordar al ministro Margallo, también en relación a Cataluña. O a de Guindos, defendiendo la solvencia del Banco Popular días antes de ser intervenido. O simplemente, la ridícula actuación que está teniendo el gobierno en Cataluña con la mediocre aplicación del artículo 155 en esa comunidad autónoma.

¿Son así de malos o es una promesa?

Si el gobierno de Rajoy fuera el equipo directivo de cualquier empresa privada, haría ya mucho tiempo que los accionistas les habrían puesto de patitas en la calle. Todos somos humanos y lo normal es cometer errores, pero. ¿es posible que prácticamente todas las actuaciones importantes de un gobierno sean erróneas? Parece tan difícil como hacer una quiniela sin acertar ningún resultado.

Parece que Rajoy se ha instalado en un punto de egoísmo personal, el de la supervivencia personal, el de mantenerse en el puesto hasta el final de la legislatura cueste lo que cueste. Pero hay un problema muy grave con todo esto, va a acabar con su partido y va a dejar España como un solar. Es importante recordar que antes de sufrir a Rajoy hemos sufrido a Zapatero.

Es probable que Rajoy todavía se crea que los que les hemos votado vamos a seguir haciéndolo. También es probable que crea que va a ganar otra vez por considerarse el mal menor, para evitar al comunismo de Podemos. Pero eso ya no cuela. Cada vez somos más los que vamos a optar por otras alternativas. Unos votarán a Ciudadanos y otros a VOX: Tampoco vamos a votar a la extrema izquierda socialista o podemita. Pero a este PP, al PP de Mariano Rajoy muchos no le vamos a votar ni locos.