voto

En las próximas elecciones resultará clave “no tirar el voto”, como llevamos haciendo desde hace tantos años votando al Partido “de siempre”. ¿Tenemos que repetir más veces nuestros errores? ¿No estamos convencidos todavía de que los actuales Partidos políticos, ni nos representan, ni dan más de sÍ? Hay quien se apoyó en la esperanza de que “su Partido” presentara caras nuevas. Otros, diciendo que si no hizo lo que se esperaba, era por tal o cual circunstancia. Pero ¿después de 40 años de engaño, robo y mentiras, queda esperanza alguna en estos mismos Partidos del actual arco parlamentario?

La situación actual de España se debe a que sus males comenzaron con la sacrosanta Transición, el aborto de las Autonomías y la aparición de políticos que han ‘profesionalizado’ y prostituido su servicio al bien común. Y el pueblo llano tiene que percatarse de que será él quien dé un valiente golpe de timón en las próximas elecciones. Porque en las elecciones está nuestro único Poder. Antes se decía: “Votar a un Partido emergente es tirar el voto”. Ahora hay que decir: “No podemos seguir tirando el voto a los Partidos prostituidos”.

Nunca nuestra clase política ha tenido tanto desprestigio como ahora, por mucho que se parapete tras palabras altisonantes como democracia, libertad, progreso o igualdad. En la historia de España, la clase política nunca ha perdido tanto tiempo y energías, como ahora, en pelearse entre sí, en parlotear en el Congreso y en los 17 Parlamentitos, y en publicitarse, en lugar de dedicar horas y horas a trabajar por el bien general.

Hoy día para evitar esta situación la prensa responsable hace lo que puede. También se ve variedad en las emisoras de radio. No ocurre lo mismo en las emisoras de televisión. Las autonómicas son la voz de su amo. Pero esto no basta. Hasta la fecha, los partidos políticos no han sabido arreglar la situación. Todos con su mentalidad estatalista, culturalmente izquierdistas y, además, los de la extrema izquierda y anti-capitalista, destructivos. Y, para colmo, unos Partidos a los que todos los españoles obligatoriamente les pagamos sus gastos, sus locales y sus despilfarros tan ricamente. Si quieren un Partido, que lo paguen sus afiliados y si no tiene afiliados, que pongan un puesto de “chuches” en la puerta de una escuela y se vayan financiando. Para terminar, la ocurrencia de Pedro Sánchez, que desea que también los españoles le paguemos las primarias del PSOE. Se le nota discípulo de Zapatero.

¿Y qué decir de los sindicalistas y de los Sindicatos? Correas de transmisión de esos mismos Partidos. Tan chupóteros como los actuales políticos. Que en lugar de cumplir su misión frente al mundo obrero, como cualquier sindicato democrático y civilizado, trata de arruinar a las Empresas con exigencias no razonables y actuando fuera de aquella misión organizando manifestaciones a favor de los políticos golpistas catalanes y de la secesión, como han hecho la UGT y las CC.OO.

Parece necesario que en las sucesivas elecciones la gente aprenda que votar a los mismos de antes es mantener la situación de antes. En democracia, lo normal es dejar al partido que no funciona  y votar a otro que si funciona o puede funcionar. Y cuando ninguno de los existentes ha sabido funcionar durante tantos años, se impone votar a un partido totalmente nuevo.

Faltan partidos de derechas, no centro-retorcidos, sino auténticos de derechas: con políticos honestos, patriotas, trabajadores, sin complejos y valientes frente a los inevitables y obligatorios ataques izquierdistas, que es lo único que saben hacer. Pero ¿hay auténticos Partidos de derechas? Naturalmente que los hay, pero muy tapados por los que se comen la tarta. No porque sepan que va a caber a menos, sino porque conocen que la tarta va a desaparecer del mapa. Y esto les pone de los nervios. Tienen que evitar que les supriman la mamandurria. Pero sí existen. Son Vox y Alternativa española. Ya me dirás, después de leer cuidadosamente sus planteamientos básicos y su programa de gobierno, hasta qué punto te convencen. Conocerlos hoy día, es muy fácil. Están en Internet, visítalos.

Carta de un infante de Marina que ‘cuadra’ a la “turba descerebrada” que silbó los himnos de España y Portugal

Curralia Te Ofrece Asesoramiento Laboral Gratuito De La Mano De Ayuda Letrada

Si te gusta El Diestro puedes…

Unirte a nuestro grupo de Facebook

Unirte a nuestra página de Facebook

Seguirnos en Twitter

También te puede interesar…

Buscar empleo en Curralia

Conocer todas las curiosidades del mundo de los toros

Leer sobre temas paranormales, OVNIS y misterios

Temas Curiosos

Cómo, qué, por qué, para qué…

1 Comentario

  1. ¿Y a quién votamos, cariño? Dímelo tú, corazón. Si quiero votar a la izquierda ¿a quien voto? Guapo. ¿O voto a VOX? Pero es que no son de mi cuerda, majo. ¿O solo se puede dar el voto el una dirección? ¿O como es eso? ¿Votó censitario, tal vez?.
    ¿Alternativa Española? Son los del pistolon de siempre, esos si, de llevarlo al cinto para matar rojos, que ahora esas pistolas o pistolones (de momento) no pueden llevar. De momento, solo su chulería.

Comments are closed.