Es una realidad que ha sido constante en la historia universal de las izquierdas. Tanto desde Lenin, a ahora en España, en los comunistas de clase media y rica de Podemos y colaterales.
Quieren todos mandar y si no mandan toman proclamas seudorevolucionarias para desbancar al que tiene poder en la izquierda.
Piensen en tiempo de la guerra civil española del 36, dentro del PSOE enfrentamientos entre Prieto, Largo Caballero,  Negrin y Besteiro.
De los comunistas españoles se enfrentan, también, en tiempo de plena guerra civil española el PCE, JSU, MAOC, entre ellos y con el POUM, y CNT-FAI.
Y así les fueron, hay un refrán que dice: divide y vencerás.
Estos días está Podemos en sus luchas fratricidas entre Bescansa – Errejón – Iglesias – Irene Montero – Monedero… No por ideología sino para puestos como diputados e instituciones , y esto en un corto tiempo de vida que tiene Podemos, menos de dos años. Todos son hijos/as de papá o de la gran burguesía media: funcionarios, políticos, empresarios,… Gente que no le han faltado en su vida una buena mesa y una buena cama, y se hacen comunistas al estilo venezolano, que quieren el poder -ejemplo Maduro – y quitarle a los que tienen. Su afán es absorber al Psoe, jajaja. Recuerden sus historias.
La Izquierda Unida de Anguita,  que sale de movimientos cristianos de base, que surgen de maestros cordobeses, en los años 80: Angüita, Trigo, Ocaña, y abogados cordobeses: Aguilar, Sarazá, ha terminado sucionada por Podemos.